2012, el año en el que el mundo se acaba

Con la llegada del nuevo año y la superstición de que éste va a ser el último, los turoperadores se han puesto manos a la obra para crear paquetes de “visita China antes de que desaparezca” “el fin se acerca y es tu última oportunidad de descubrir las Islas Feroe” Podríamos nombras estos y mil ejemplos más. 2012 va ser el año de las oportunidades de realizar viajes relámpago, vuelos de última hora, ofertas express y descabellados destinos.

Ante tanto revuelo montado por este fenómeno, por qué no viajar donde realmente nos gustaría viajar antes de que el mundo desaparezca. Seguro que siempre has querido visitar las pirámides en Egipto, ver la estatua de la libertad en Nueva York, o el Big Ben en Londres. Si es verdad que esto se acaba, no lo pienses más. Por qué no cometer una última locura. Hazte una maleta. Cógete lo básico. Vete al aeropuerto más cercano y coge el vuelo que más te guste en las próximas dos horas. No lo pienses mucho. Evidentemente no escojas destinos donde ya hayas estado o no sean meras escalas. Lánzate a la aventura, al descubrimiento y a las experiencias fuertes.

También puede acogerte a uno de los packs de los turoperadores, pero no será tan divertido como la improvisación impulsiva. Evidentemente, también puedes elegir un lugar familiar. Un lugar donde hayas estado muchas veces y quieres volver para recordar viejos tiempos. Claro está, será la última vez que veas ese lugar, por eso tienes que darte prisa antes de que desaparezca. Quizá todo esto solo sea una superstición. Quizá solo sea una estrategia de marketing de las agencias de viajes. Pero como no lo vamos a saber hasta que finalice el año, ¿Qué lugar elegirías para pasar los últimos días en la Tierra?

 

 

 

No hay comentarios