Lugar típico de Egipto, el mercado de Asuán

Egipto es, sin duda, uno de los destinos fundamentales dentro del mapa del viajero aventurero, ávido de conocer culturas, leyendas y asombrosos parajes. Ubicada al sur del país, está la ciudad de Asuán, una de las visitas obligadas

El mercado de Asuán es un universo de tiendas que invita a descubrir todo tipo de mercadería: desde inciensos, especias, telas, aceites, piedras semipreciosas, frutos exóticos hasta perfumes encerrados en delicados frascos son algunas de las sorpresas que depara este clásico mercado egipcio. Uno de sus imperdibles son las tradicionales casas de té, cuyas mesitas apuntan hacia el gran teatro que constituye nada menos que la calle, con sus situaciones cotidianas y sus personajes de cuento.

De noche, el bazar se llena de intensidad y color. Al caminar por sus estrechas calles, los aromas se entremezclan con la humedad ambiente del cercano Nilo y con el humo dulzón de los narguiles, las típicas pipas de agua de Medio Oriente. En el recorrido puede verse a los clásicos vendedores, vestidos a la usanza, todos tienen en común el ofertar a viva voz sus productos y una actitud siempre dispuesta a negociar y discutir los precios finales.

 Sin embargo, hay que tener en cuenta que “el regateo” conlleva un elevado costo energético. Si bien hay quienes disfrutan de este deporte, en algunos casos puede resultar extremo. Casi todos los acuerdos alcanzados pueden deshacerse para ajustar una nueva cifra, especialmente en el rubro de transporte, léase taxi o alquiler de camellos.

Este quizá sea el punto más desgastante del viaje. Por eso, es bueno ir armado de paciencia para no desanimarse frente a los simulados enojos de los comerciantes. Y además, como turista, es bueno conocer de antemano el significado de la palabra baksheesb (propina, dádiva y limosna). Es un sonido que podrá escuchar como un mantra durante el recorrido por Egipto.

No hay comentarios