- patrocinador -

Esperar no siempre es un placer, pero si la espera la realizas en un aeropuerto cuqui y que te permita descansar sin agortarte esperamos tu vuelo será mucho mejor. Nuestra aventura en un viaje comienza siempre en el aeropuerto antes de nuestro destino.

La plataformas de viajes con más dinamismo de Europa, Viajeros Piratas, ha realizado una selección de los cinco aeropuertos más increíbles del mundo, para que tu espera se convierta en toda una experiencia.

Aeropuerto T4 Madrid Barajas, Madrid España.

Abierto en el año 2006, con más de 1.150.000m2 alberga más de ciento cuatro pasarelas de embarque directo de vuelos nacionales e internacionales. El aeropuerto Madrid Barajas T4 tiene capacidad para operar más de 120 vuelos cada hora y se considera el primer aeropuerto español tanto por el tráfico de pasajeros como por la carga aérea.

Pero no se queda ahí: es el quinto aeropuerto más importante de Europa y uno de los más modernos. Lo que hace única a la T4 es su estructura, cuya gama de colores recuerda al arco iris. Sus cañones, a través de los cuales entra la luz natural, forman parte de una estrategia medioambiental global que permite el uso de energías alternativas. Este espectacular proyecto fue dirigido por Richard Rogers, arquitecto británico.

Además, la Terminal 4 de Madrid ofrece distintas posibilidades de ocio, hasta una guardería de libre acceso y 18 áreas infantiles cercanas a las zonas de embarque para que los más pequeños puedan disfrutar.

Aeropuerto de Changi, Singapur

El aeropuerto de Changi en Singapur es el primero en el ranking de los 100 mejores aeropuertos del mundo de Skytrax por séptimo año consecutivo. El Changi, con sus 5 Terminales, es mucho más que un aeropuerto: es un verdadero parque de atracciones con una oferta inagotable de servicios, entretenimiento y confort.

Para los más pequeños, la diversión está garantizada en Canopy Park, un laberinto natural lleno de plantas exóticas, nubes artificiales y redes suspendidas sobre los árboles, mientras que el Jardín de Cactus y el Jardín de Mariposas, que alberga más de 1.000 ejemplares, también conquistan los corazones de los mayores.

El Aeropuerto de Changi también ofrece dos salas de cine en funcionamiento 24 horas, un espacio de entretenimiento con consolas y videojuegos de última generación, una piscina en la azotea donde relajarse antes de embarcar, así como restaurantes y tiendas de lujo.

Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York, Estados Unidos

El aeropuerto de la Gran Manzana es uno de los más famosos y populares del mundo. Se trata de una verdadera joya arquitectónica, gracias a su diseño contemporáneo, efectos de luz y atracciones. El hotel de este aeropuerto ofrece 512 habitaciones, un salón de cócteles, un museo que recorre la historia de la aerolínea del mismo nombre y, para los más deportistas, un gimnasio de 10.000 metros cuadrados.

Y eso no es todo: desde la Infinity Pool en la azotea del TWA Hotel, una piscina infinita de casi 20 metros de largo, los huéspedes pueden disfrutar de una vista impresionante de las pistas más concurridas de uno de los aeropuertos más famosos del mundo.

Aeropuerto Internacional de Hamad, Doha, Qatar

Se tardó diez años en construirlo y se dice que costó 16.000 millones de dólares: el Aeropuerto Internacional de Hamad, tras su inauguración en 2014, se ha convertido rápidamente en uno de los aeropuertos más llamativos y reconocidos del mundo. Su arquitectura exterior tiene líneas suaves que recuerdan a las olas del Golfo Pérsico y su interior recuerda a una verdadera galería de arte.

¿Un ejemplo? En el centro de la terminal se encuentra una obra del escultor suizo Urs Fischer, un osito de peluche de 7 metros de altura que espera ser mimado por los viajeros. Los pasajeros encontrarán una mezquita, dos hoteles, gimnasios, canchas de squash y una piscina en el techo del edificio, ideal para refrescarse del tórrido calor de Oriente Medio, por nombrar sólo algunos.

Aeropuerto de Wellington, Nueva Zelanda

El Aeropuerto de Wellington es famoso por su extravagante y futurista arquitectura, diseñada para representar la cultura, la historia y el paisaje rocoso natural de su ciudad anfitriona. El interior de la terminal del aeropuerto es, de hecho, dorado y marrón y está hecho de cobre y madera, por lo que también se le conoce como “La Roca”. En el Aeropuerto de Wellington todos los pasajeros tienen la oportunidad de ser tratados como un VIP, ya que el programa Wildcard es gratis, con ofertas exclusivas para compras, comidas y bebidas y parking.

Además, su privilegiada ubicación también supone una oportunidad única para amenizar las aburridas horas de escala, pues Wellington es famoso por ser el escenario de rodaje principal de El Señor de Los Anillos. Los tours existentes son infinitos, lo mejor suelen ser las excursiones de medio día, para conocer de primera mano la historia de Frodo y revivir sus aventuras en medio de un paisaje difícil de olvidar.

Una nota que nos han compartido desde Viajeros Piratas.