China, cada vez más occidenal, se deja atrapar por el encanto de la Navidad: compras y adornos. (Foto: Alan Mak)

arboles4

Vía BitácoradeViajes