horta

México es un país donde la religión ocupa un lugar de gran importancia y eso se demuestra en cada capilla e iglesia que se pueden visitar a lo largo del territorio, pero la más deslumbrante por su estructura y por su historia es la Basílica de la Virgen de Guadalupe que se encuentra en el Distrito Federal, capital del país.

Cuando nos referimos a su interesante pasado nos referimos a que este sitio sagrado fue levantado en esa ubicación dado que allí, en 1531, se le apareció la Virgen a un pastor de nombre Juan Diego quedando su imagen plasmada en la tilma original del campesino que hoy se encuentra conservada en las instalaciones de la iglesia.

Si tienen la oportunidad de llegar hasta esta monumental construcción observarán que en la gran explanada se encuentran dos edificaciones, una antigua que corresponde al edificio de la primera Basílica finalizada en 1709 y que a pesar de seguir en pie es considerada riesgosa porque las condiciones del suelo deterioraron sus cimientos y una más actual que corresponde a una nueva iglesia que data de 1976 con un diseño lógicamente más moderno y circular para poder observar la imagen de la Virgen desde cualquier punto del recinto.

horta

Esta segunda Basílica impresiona por sus dimensiones ya que cuenta con 100 metros de diámetro y tiene una capacidad para albergar a 50.000 fieles. En ambos lados del altar principal es posible admirar las capillas del Santísimo y de San José. También posee un piso superior donde se encuentran otras 9 capillas y debajo de la planta principal se hallan la cripta con 15.000 nichos y 10 capillas.

Pero quizás el lugar más visitado es la Capilla del Cerrito, emplazada en la cima de una colina a metros de la Basílica, donde se asegura que fue el lugar exacto donde la Virgen de Guadalupe hiciera su aparición ante Juan Diego.

Este imponente ícono de la fé cristiana es muy visitado por todos los turistas que llegan hasta la capital mexicana y es un verdadero orgullo para el pueblo azteca.

Vía│México por descubrir