-

China reivindica a su primer mochilero

Aprovechando el 420º aniversario de su nacimiento, se celebró una conferencia en Pekín a la que asistieron 60 expertos, y en donde los chinos reivindicaron a Xu Xiake como el primer mochilero de la historia de ese país. Xu fue conocido por trepar las cumbres más altas y descendió a las cuevas más profundas de China hace 400 años, viajero compulsivo, escritor y geógrafo es reivindicado estos días como figura clave del turismo en ese país. Nacido el 27 de noviembre de 1587, según el calendario lunar chino (5 de enero en el solar), en Wuxi, provincia oriental de Jiangsu, Xu es el autor de la mayor obra china sobre viajes, “Los viajes de Xu Xiake”.

xu xiake

Aunque China ha sido la cuna de grandes viajeros, como el navegante Zheng He (1371-1433), quien supuestamente viajó a América antes que Cristóbal Colón; o el monje budista Xuan Zang (604-662), inmortalizado en ‘Viaje al Oeste’; o el fundador de la Ruta de la Seda, Zhang Qian (s.II a.C.), Xu Xiake fue el primero que lo hizo sin financiación imperial.
Vía │ EFE

Lo último...

La nueva forma de viajar de los españoles: escapadas con actividades privadas

Este año, los españoles han tenido que cambiar su forma de organizar sus viajes, apostando por destinos cerca de casa con el objetivo de...

6 destinos pensados para relajarse y desconectar

La alarma sanitaria provocada por la Covid-19 ha afectado al modo de viajar de las personas. Un alto porcentaje ha dejado de hacerlo por...

5 destinos románticos españoles para una escapada en otoño

Otoños es, para muchas personas, la mejor época del año para viajar. Es cuando la temperatura se vuelve más suave, lo que te permite...

Los españoles apuestas por el turismo nacional

La crisis causada por el Covid ha afectado a muchos sectores, siendo el turismo uno de los más afectados. Este verano, la gente ha...

Los mejores lagos que nos podemos encontrar en cada Comunidad Autónoma

España es conocida por sus playas, pero nuestro país esconde muchos otros paisajes de gran belleza y que siempre quedan escondidos en un segundo...
Artículo anteriorTurismo futurista
Artículo siguienteLa mirada (absurda) del turista