- patrocinador -

La Comarca de la Sierra de Gata esta al norte de la provincia de Cáceres en Extremadura. Esta considerada una de las zonas mas bellas de España por su entorno natural. Toda la serranía es rica en ecosistemas con abundante vegetación y fauna, propiciados por un microclima proporcionado por el abrigo de los montes.

Pero la zona también es rica en historia y en arquitectura. Todos y cada uno de los pueblos ubicados en la comarca son cacterísticos, personales y dignos de visita y merecedores de una ruta vacacional, con un amplio pasado histórico que en muchos casos les ha valido menciones como Conjunto Histórico Artístico o como Bien Cultural.

Los pueblos que abarca la comarca de la Sierra de Gata son Hoyos, Gata, San Martín de Trevejo, Santibáñez el Alto, Acebo, Robledillo de Gata, Cadalso, Villasbuenas de Gata, Perales del Puerto, Cilleros, Descargamaría, Eljas, Villamiel, Villanueva de la Sierra, Hernán Pérez, Moraleja, Torre de Don Miguel, Torrecilla de los Ángeles, Valverde del Fresno y Vegaviana.

Históricamente ha sido una zona fronteriza de gran valor estratégico, por lo que cuenta con un buen numero de castillos fortaleza diseminadas por cerros y picos con un claro carácter de vigilancia defensiva.

También es una zona que ha permanecido bastante aislada por su difícil acceso, lo que le confiere en general un buen estado de conservación, tanto de la arquitectura popular, a base de piedra, pizarra y adobe, como de sus tradiciones, usos y folklore. De hecho, en varias de ellas aun se habla un dialecto que se ha mantenido desde el siglo XIII con reminiscencias gallegas, asturianas y la influencia de la proximidad de Portugal.

Este aislamiento también ha contribuido a una especial conservación del entorno y la riqueza natural con grandes manchas de bosque mediterráneo en las laderas. También se caracteriza por tener zonas ZEPA protegidas como reserva de aves, y el turismo ornitológico para avistamiento y fotografía de aves es bastante popular.

Es, asimismo, rica en ríos  y arroyos, por lo que abundan las piscinas naturales, cascadas y remansos que permiten el baño en verano y su contemplación todo el ano, pues son de una belleza espectacular.

Marga G.-Chas Ocaña