Corfú es uno de los más visitados destinos en las Islas Griegas. La misma es una isla ubicada en el  mar Jónico, la isla segunda mayor de las Islas Jónicas, cuya capital se denomina igual que la isla, Corfú. Durante mucho tiempo ha tenido un especial atractivo para los viajeros, puesto que la Isla de Corfú forma parte de los relatos de la mitología griega, y de ella eran Dioses amigos, Poseidón, dios del mar, y Asopo.

El origen de la isla está ligado a los relatos mitológicos que durante mucho teimpo, se han unido a la historia griega. Según esos relatos, la Isla de Corfú  tomó tal nombre cuando Poseidón se enamoró de Córcira, hija de Asopo y la ninfa Metope y la raptó. Poseídon la confinó en una isla a la que le puso Korkyra que derivaría a su nombre actual, Corfú.

El bello paisaje de la ciudad de Corfú igual te deleita con vistas de su riqueza natural que con la de sus importantes monumentos, no es por nada que la Isla de Corfú es patrimonio de la humanidad por la Unesco, por su imponente casco histórico conocido como la Ciudad Vieja de Corfú. En la misma hay  muchas  casas de la época veneciana y  casas neoclásicas de los británicos.

Hay que visitar Corfú y aprovechar la estancia, para conocer sus museos, entre los que destaca el Museo de Arte Asiático de Corfú: es el único museo de arte asiático de Grecia y uno de los más importantes de Europa en su categoría. El Museo del Papel Moneda, un museo muy relevante por cuanto sus amplias colecciones le hacen uno de los mejores del mundo y que siempre está agregando detalles a sus ya admiradas y completas colecciones. Así que cuando visites Corfú aprovecha estos consejos.

Imagen: Wikipedia