-

Consejos prácticos a la hora de viajar en ferry

Poco a poco nos vamos acercando a la temporada vacacional, una época del año muy esperada para poder viajar con nuestra familia y conocer rincones nuevos. Antes de esto, es necesario planificar bien las vacaciones, eligiendo el destino, el alojamiento y el medio de transporte. Referente a esto último, el coche o el avión son los medios más utilizados, pero no son las únicas opciones. Un medio alternativo que cada vez tiene más adeptos, es el ferry. Se trata de barcos pensados para recorrer distancias cortas por mar, por ejemplo para visitar una isla, y que nos ofrece la posibilidad de poder llevar nuestro propio vehículo para tener más libertad de movimiento. No obstante, antes de utilizarlo, es conveniente tener una serie de consideraciones en mente para viajar en ferry de modo seguro. Veamos algunas de las más importantes.

No olvidarse de los documentos identificativos

Aunque es algo que siempre se da por hecho, pero en muchos casos se dan situaciones comprometidas a la hora de embarcar por este tema. Lo primero de todo es no olvidarse de ellos en casa, pero también asegurarse de que no están caducados para evitar problemas. Referente a los menores, también es necesario que lleven su documento de identidad en regla.

Check-in y procedimiento de embarque

Si es la primera vez que vas a embarcar en un ferry, en caso de duda, lo más recomendable es solicitar ayuda al personal cualificado que las navieras ponen a disposición de los usuarios.

También es importante tener en cuenta el tiempo con el que hay que hacer el embarque. Si viajamos sin vehículo, es recomendable presentarse con una hora de antelación. Si se va a viajar en moto o coche, habría que hacerlo con 90 minutos de antelación para evitar problemas.

Recordar que si se llega fuera de hora, no se podrá embarcar a pesar de tener el billete comprado.

Embarcar vehículos

En el caso de que vaya a viajar con algún vehículo, hay varias cosas que deberías tener en cuenta. Lo primero de todo es conocer las dimensiones del vehículo, ya que de esto dependerá el precio final del billete.

También es importante que sepas que los primeros en embarcar, serán los últimos en bajar del ferry. Esto es bueno conocerlo en caso de que tengas prisa en llegar a tu destino.

Por último, debéis saber que una vez que el coche queda aparcado, no se puede volver a él hasta que no se llega al destino.

Llevar siempre lo mínimo imprescindible

Como hemos comentado, una vez que el vehículo se aparca, no se puede volver a ir a él. Por este motivo, es importante coger todo aquello que nos pueda hacer falta durante la travesía. De forma habitual, se permite una maleta pequeña, por lo que hay que pensar muy bien que meter en ella. Entre las cosas más importantes están:

  • Medicamentos que nos puedan hacer falta, ya que en el barco no se pueden conseguir.
  • Si se viaja con niños pequeños, no olvidarse de los pañales, biberones y demás cosas que son necesarias.
  • No olvidarse del teléfono y del cargador.

Procedimiento de desembarque

Cuando se llega al destino, el personal profesional del ferry, solicitará a los pasajeros que dejen la cabina o el asiento con cierta antelación, para prepararlo para los que subirán al barco. En este sentido, es importante asegurarse de coger todo y no olvidarse de nada. En caso de olvido, acudir lo antes posible a la asistencia a bordo para intentar localizar el objeto extraviado.

En el caso de los vehículos, lo habitual es que solo se permita al conductor bajar a recoger el vehículo, manteniendo el motor apagado hasta que den la orden de desembarcar.

Además de las cosas que hemos comentado a lo largo de la publicación, ¿qué otras recomendaciones daríais a todos aquellos que van a utilizar el ferry por primera vez? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Lo último...