- patrocinador -

¿Estás preparando una escapada a la capital Húngara? Descubre Budapest con estos imprescindibles que no te puedes perder. 

Budapest, la capital de Hungría es una ciudad partida en dos. ¿El culpable? el río Danubio, el más grande de Europa que recorre su interior dividiéndola en Buda y Pest. Sin embargo, es meramente una separación física ya que, desde 1873 la ciudad se unificó en una sola.

Muchos la consideran ‘el París del este’ debido a su espectacular belleza y el ambiente romántico que rodean sus calles. Tiene un poco de ciudad de cuento (como Praga o Cracovia) sin embargo, también destaca su faceta majestuosa que recuerda al imperio austrohúngaro.

Descubre Budapest, lo señorial frente a lo cosmopolita

descubre Budapest
Fuente: Wikipedia El fotógrafo

El río Danubio separa la ciudad en dos partes: Buda y Pest.

Buda es la zona más señorial de la capital húngara. Está repleta de impresionantes calles estrechas y casas bajas. Aquí se encuentra el famoso Castillo de Buda, con más de siete siglos de antigüedad, la fortaleza de los Habsburgo y los baños termales más famosos de la ciudad.

Pest sin embargo es una zona más urbana y cosmopolita, en la que se desarrolla la vida comercial y grandes edificios con influencias artísticas del art decó, art nouveau y turcas. Es aquí donde podéis encontrar las famosas calles y avenidas de Vati Utca, Andrassy, la Ópera Nacional y los famosos bares en ruinas de Budapest.

El chocolate de Budapest

descubre Budapest
Fuente: Wikipedia Yelkrokoyade

Una de las cosas que tienes que probar antes de abandonar Budapest es indiscutiblemente, el chocolate. Este dulce es muy popular allí y muchas cafeterías, chocolaterías y pastelerías ofrecen los mejores chocolates en forma de bombones, tartas o bebida del mundo.

Te recomendamos disfrutar de una taza de chocolate en la pastelería Gerbaud, la más famosa de Hungría. Data de 1858 y desde entonces sus pasteles y tartas han ido haciéndose cada vez más conocidos. Cuenta con más de 300 sillas y una enorme terraza exterior. Así, además de disfrutar del mejor chocolate húngaro verás uno de los rincones más antiguos y famosos de la ciudad.

El precio de un café o un chocolate ronda los 750 florines (2 euros y medio). Lo mismo que un trozo de tarta. En el interior se pueden comprar pasteles desde 300 florines (1 euro)

Los balnearios de Budapest

descubre Budapest
Fuente: Pixabay Javirue

Otra de las visitas imprescindibles en esta cuidad es la visita a los famosos balnearios de aguas termales. Los dos balnearios más conocidos son el Széscheny (El edificio fue inaugurado en 1913 y tiene un estilo neogótico) y el Gellert. Desde 1934 la ciudad puede presumir de tener el título de Ciudad de los Balnearios (o ciudad balnearia) y es que dispone de 118 manantiales desde los que cada día brotan más de 70 millones de litros de agua termal a temperaturas de entre 20 y 80ºC. Casi nada.

Descubre Budapest de noche

Por la noche la ciudad saca su ‘cara’ más bonita. La iluminación de ésta es impresionante, parece un cuadro pintado más que una realidad. La mejor opción para disfrutar de la postal es dar un paseo en barco por las orillas del Danubio, viendo toda la cuidad iluminada. Su trayecto fluvial ha sido declarado Patrimonio Universal de la Humanidad así que no te lo puedes perder.

Mirador en Budapest

descubre Budapest
Fuente: Pixabay waldomiguez

Tampoco te puedes perder ir al Bastión de los Pescadores, un mirador situado en la colina de Buda, y desde su cima se puede contemplar la parte de Pest. Además desde allí se consiguen las mejores vistas del Parlamento de Budapest que por cierto, luce mucho más bonito de noche que de día.

¿Has estado alguna vez en esta cuidad tan magnífica? ¡Cuéntanos tu experiencia y descubre Budapest a otros viajeros!

- patrocinador -