Rusia posee uno de los terrenos más irregulares que podemos encontrar en todo el planeta Tierra, en buena parte por lo extenso del mismo, pero la cuestión es que en el plano turístico podemos llegar a beneficiarnos de ello, con una visita al lago Baikal, uno de los principales de cara a los curiosos, y también uno de los más importancia del país, que es conocido también bajo las denominaciones de La Perla de Asia, o Ojo Azul de Siberia, por su color predominante.

De hecho, el lago se encuentra ubicado en el mismo territorio de Siberia, y destaca a nivel internacional por ser uno de los que presenta el índice más bajo de turbidez en todo el mundo, considerando que, en ocasiones, podemos llegar a ver hasta 20 metros a través de él, y de hecho, estudios recientes sostienen que contempla alrededor de una quinta parte de toda el agua dulce del planeta.

Este lago, que con 1.680 metros de profundidad es el mayor del mundo en este sentido, fue destacado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en el año 1996, y se ha convertido desde entonces en un sitio turístico por naturaleza, considerando que los viajeros se suelen instalar en sus ciudades cercanas, como por ejemplo las de ciudades Irkutsk, Ulán-Udé y Severobaikalsk.

Además, de forma reciente también ha adquirido suma importancia un asentamiento relativamente nuevo, como lo es el urbano de Listvianka, que cuenta con hoteles de todo tipo, y desde donde parten muchos de los principales senderos ecológicos, que permiten recorrer las inmediaciones del lago, y que son denominados “Great Baikal Trail”, por su traducción del inglés.

Entre las curiosidades del lago que tampoco podemos dejar de mencionar, en tanto, se encuentran algunas como por ejemplo que con su cantidad de agua, se podría inundar todo el planeta por sobre los 20 metros, además de que quitando los sedimentos que se encuentran en su fondo, el mismo podría tener cerca de 10 kilómetros de profundidad.