Geraki es un pueblo griego de origen medieval que en los últimos años se ha convertido en uno de los grandes atractivos del turismo local. Entre los numerosos pueblos con encanto en el interior de Grecia Geraki destaca por sus ruinas y antiguos edificios de origen medieval.

La localidad está ubicada en colinas bajas, a 4 kilómetros de Amaliada y 14 de Pyrgos. Es una escapada que vale la pena para conocer un poco más acerca del interior de Grecia, alejándonos un poco de las grandes urbes turísticas, pudiendo aprovechar el día para una excursión un tanto diferente.

geraki

Paseando entre casas de piedra

Geraki nos invita a recorrer un pueblo de ensueño, con casas de piedra, iglesias bizantinas y un castillo que se ha convertido en símbolo de la región. Las pinturas murales también dan cuenta de la historia del pueblo y sus alrededores, siendo un destino muy popular entre los amantes de la cultura griega.

El Castillo de Geraki está a 4 kilómetros del centro del pueblo, en la zona alta. También está el antiguo centro de la ciudad medieval (castro) que domina la región desde lo alto de una colina baja. El macizo de Parnon donde fue construido el castillo era una de las zonas defensivas más importantes de Grecia durante la Edad Media.

Entre las iglesias y templos, la más importante es la de Agios Athanassios. Es una construcción de corte bizantino del siglo XIII con una fachada repleta de frescos de colores. Siguiendo con los recorridos por la ciudad, además de las pintorescas casas de piedra también vale la pena visitar la fortaleza. La que está en pie actualmente fue construida en 1254 y sobrevivió varios asedios sin ceder. Hoy sus espléndidas torres y su aspecto de paralelogramo forman parte de los atractivos culturales de Geraki.