- patrocinador -

horta

Hace poco hemos comentado una curiosapropuesta hotelera en Alemania con un establecimiento exclusivo para mujeres o en Australia sobre el hotel construído sobre una antigua cárcel reciclada. Pues bien, aquí tenemos otras alternativas

Berlín es un lugar bastante propenso a este tipo de iniciativas en cuanto a hospedajes. Por ejemplo el hotel Propeller Island City Lodge, está provisto de 45 habitaciones totalmente diferentes entre sí en cuanto a texturas, colores y motivos de decoración, como por ejemplo la foto superior que muestra un dormitorio montado al revés, y además un espectacular sistema de sonido. Totalmente diseñadas por el artista local Lars Stroschen apuntan a satisfacer los cinco sentidos de los clientes. Es preciso mencionar, que dentro de las originales ideas, el Propeller no cuenta con recepción y que la tarifas van desde los 70€ (sin baño privado) hasta los 180€.

Otra propuesta berlinesa es el Arte Luise Kunsthotel, conocido como Art Hotel, en el que las singulares habitaciones son muestra del talento creativo de varios artistas que, por cierto, se llevan un porcentaje cada vez que alguien se aloja en una de sus obras de arte. Los precios van desde los 49€ (también sin baño privado ni servicio de limpieza), hasta los 150€ por noche.

horta

Ahora si buscas algo más tranquilo que no perturbe tanto tus sentidos, puedes ir al sobrio Gladstone Hotel de Toronto, Canadá, que apuesta a la diversidad y propone espacios temáticos temas tan dispares como el lesbianismo, el arte victoriano inglés o la cultura canadiense. Por ejemplo, pasar la noche en medio de un bosque o conciliar el sueño en una suite ambientada en puro diseño moderno, puede costar desde los 125€ hasta los 320€.

 

horta

Quizás no sorprendan tanto las opciones que actualmente brinda el mercado hotelero, sino hasta donde se puede llegar con el objeto de llamar la atención y satisfacer las extrañas preferencias de los futuros clientes. Aunque su existencia, ante la demanda, confirma que hay público para todo.

Vía turismoactual

- patrocinador -
Compartir
Artículo anteriorDestino virtual…
Artículo siguienteBeija Flor reina en Rio