Desde principios de diciembre y hasta el 6 de enero Islandia se viste de fiesta para celebrar la Navidad. Es un destino de días cortos, frío intenso y oscuridad, pero aun así invita a recorrer sus ofertas turísticas en una época tan significativa porque la identidad islandesa es cálida y acogedora con los visitantes.

Las costumbres de Islandia en Navidad son muy variadas, vale la pena acercarse al centro de la ciudad capital a caminar y ver las ventanas y puertas repletas de luces de adviento y otras señales decorativas. Los más pequeños aman la noche del 21 de diciembre, el día más largo del año, porque marca la llegada de los Yulemen.

Fuente:  Kindertrauma
Fuente: Kindertrauma

La leyenda de los Yulemen

En Islandia los Yulemen reemplazan a la figura de Papá Noel. Se trata de 13 hombres de nieve que bajan desde la montaña Bñafjöll para acercarse a la ciudad y dejar regalos a los niños que se han portado bien durante el año. Los traviesos solamente reciben patatas fermentadas como castigo por sus malas acciones.

Luego de la Navidad los 13 Yulemen, que también bajan uno por uno, emprenderán su regreso de forma individual hasta el 6 de enero, día en que ya todos los hombrecillos de la navidad se han retirado a su montaña.

El día de Torlak

El 23 de diciembre es el día de Torlak, patrón de Islandia. En esta fecha los islandeses tienen la costumbre de comer un plato llamado skata, una suerte de pescado podrido, y decoran los árboles de navidad en todas las casas. También el 24 de diciembre es una fecha especial, la tradición indica que hay que visitar el cementerio y adornar las tumbas de los seres queridos como señal de afecto hacia los que ya no están.

Si todavía estabas esperando más motivos para acercarte a festejar a Islandia, no pierdas de vista las celebraciones de Año Nuevo donde se hacen hogueras y lanzan fuegos artificiales. ¿Te gustaría visitar Islandia en Navidad? El touroperador Island Tours te ofrece los mejores paquetes para salir desde Barcelona con precios que comienzan en 999 € por persona.