- patrocinador -

Entre todos los elementos turísticos que podemos llegar a encontrarnos en el territorio irlandés, la mayor parte de ellos tiene que ver con el trascendente papel de las construcciones, religiosas o no, como por ejemplo la Catedral de San Finbar, conocida en idioma regional como “Ardeaglais Naomh Fionnbarra”, y siendo uno de los espacios desarrollados por el hombre que recibe mayor cantidad de visitas en todo el país.

Concretamente, la Catedral de San Finbar, es una de las principales iglesias de Irlanda, estando ubicada en la ciudad local de Cork, y aunque existían en el mismo espacio algunas otras expresiones religiosas antes en el tiempo, desde aproximadamente el siglo VII, no fue sino hasta la construcción de este sitio que la mayor parte de los fieles católicos comenzaron a dirigirse a la localidad.

Además, teniendo en cuenta que buena parte de la ciudad de Cork se ha desarrollado justamente a partir de esta misma Catedral, los tres chapiteles de la misma son una de las mayores señas de identidad locales, destacando además por contener en su interior a los obispados de zonas cercanas como por ejemplo las de Cork mismo, Cloyne y New Ross.

En cuanto a la historia de la Catedral de San Finbar, se debe decir además que antes, en el mismo sitio, existía un pequeño recinto religioso, de mucha menor trascendencia, el cual fue dañado y prendido fuego en el año 1690, tras lo cual se procedió a la construcción de este espacio, pero recién desde 1865, cuando terminaron de descartarse las chances de recuperar la antigua edificación.

Si visitamos la Catedral en la actualidad, en tanto, podremos observar las principales referencias al arquitecto William Burges, quien desarrolló las obras por espacio de casi 15 años, hasta que las mismas fueron finalizadas en 1879. Entre sus elementos actuales destaca, especialmente, un ángel de cobre y papel oro, donado por el mismo arquitecto, y que se encuentra en el techo de la Catedral; del cual la leyenda dice que de caerse, sería un anuncio del próximo fin del mundo.