Glaciar Express

Seguimos con el repaso de los mejores trenes del mundo para disfrutar desde el apartado turístico, para encontrarnos en este caso con el Glaciar Express, de Suiza, el cual recorre 290 kilómetros en unas 7 horas y media. Para muchos es el viaje más lento y más espectacular de Europa, superando túneles, puentes, y con algunas de las vistas más espectaculares de los cantones suizos congelados.

Nos vamos a Argentina en el sexto lugar para otro de esos trenes imperdibles, como lo es el famoso “Tren a las nubes” o “Tren de las nubes”. Se trata de un recorrido que destaca por el tramo que une la estación de Salta con el viaducto La Polvorilla, sobre la Cordillera de los Andes, a más de 4.220 metros sobre el nivel del mar. Es común, de hecho, que las nubes a veces se entremezclen a su paso.

Y para el siguiente puesto nos vamos al otro lado del mundo, a Singapur para ser más concretos, donde podemos encontrarnos con el tren Eastern & Oriental, mediante unos de 2.000 kilómetros de viaje de Singapur a Bangkok a través de exuberantes paisajes tropicales, y pasando por ejemplo por la ciudad Patrimonio de la Humanidad de Luang Prabang en Laos, o la antigua ciudad de Camboya, Angkor Wat.

África vuelve a llamarnos para el noveno de los mejores diez trenes del mundo, para caer en Kenia y dar con el Jumbo Deluxe, que va desde la ciudad costera de Mombasa hasta Nairobi, permitiéndonos realizar una especie de Safari a bordo, ya que es posible ver muchos de los símbolos de la flora y la fauna local desde sus asientos.

Finalmente, cerramos el recorrido en Europa, y para ser más concretos en Inglaterra, con el Settle-Carlisle, que tiene poco más de 100 kilómetros de longitud, permitiéndonos ver algunos de los paisajes más bellos del norte inglés.