Calle-8_Ajedrez

En nuestro recorrido por la calle ocho, te iremos hablando de los rincones más típicos, para ir a visitar. En su trayecto principal, entre las calles 12 y 27, se alinean fábricas de cigarros, ventas de artesanías cubanas, centros culturales, exquisitos restaurantes, un par de teatros de comedia, e incluso la sede de una organización paramilitar anticastrista: Alpha 66.

 La circulación véhicular es en un solo sentido, hacia el Este. No obstante, para apreciar la Calle Ocho es mejor bajarse del auto y recorrerla a pie junto con sus festivos peatones. El paseo promete ser ameno y cuajado de sabor. 

Unos cuantos sitios requieren atención especial, pues constituyen el epicentro del área.

1. Quizás el más interesante es el parque Máximo Gómez (bautizado por un héroe de la independencia cubana), aunque los locales lo llaman simplemente “Parque del Dominó”. El apodo es justo. En un templete solícitamente acicalado se citan representantes de la vieja generación cubana para jugar al dominó, el pasatiempo nacional, y también al ajedrez.

2. En la menos rumorosa calle 13 está el monumento a los héroes de Cuba. En el separador se yerguen las esculturas de José Martí, Antonio Maceo y la efigie de la isla de Cuba. El conjunto es dominado por la llama eterna en recuerdo de los héroes de la invasión de Bahía Cochinos. Es una plaza, un lugar tranquilo para tomar un descanso.

3. Una media cuadra hacia el sur por esta calle aparece una gran ceiba popularmente asociada con la santería, culto afrocubano extendido en la isla. Casi al frente se encuentra una “botánica” (como se conoce a las quincallas), donde es posible obtener recetas, pócimas, amuletos y otros elementos asociados con el culto.

4. A unos pasos de allí está La Casa de los Trucos, establecimiento dedicado a la venta de disfraces de todo tipo. Es una empresa familiar con una trayectoria de más de treinta años y es especialmente útil durante las frecuentes fiestas callejeras del sector.

5. Otro sitio difícil de omitir es el teatro Tower; quizás el más antiguo de Miami, pues su construcción se remonta a 1926. Aún mantiene su original estilo art déco coronado con una aguda torre de casi quince metros. Es propiedad de la ciudad de Miami y manejado por el Miami Dade College. Aunque la arquitectura y las sucesivas remodelaciones provocan polémica, Tower funciona como un cineclub permanente que exhibe películas alternativas, especialmente de países iberoamericanos.

Por más información dirigirse a la Oficinas de Turismo de Miami.

4 Comentarios

Comments are closed.