Menorca tiene numerosas calas que forman parte de las visitas imperdibles en el turismo de verano en España. No es un secreto que sus costas están llenas de rincones secretos y paradisíacos que enamoran a todo aquel que tiene la oportunidad de conocerlos.

Macarella y Macarelleta son dos de las calas más bellas que encontraremos en Menorca y hoy hemos decidido visitarlas para contarte cuales son sus características imperdibles para cualquier viajero que desea llevarse un recuerdo imborrable sobre la magia española en destinos veraniegos.

cala-macarelleta

La belleza de Macarella

Esta cala es secreta principalmente por su difícil acceso. Vale la pena acercarse porque sus aguas son cálidas y transparentes, pero para alcanzarlas hay que caminar. Cala Macarella está ubicada al oeste del centro turístico Cala Galdana. Se puede llegar a pie atravesando el bosque en un paseo campestre de media hora. En bicicleta o automóvil hay que seguir la carretera Maó-Ciutadella y luego la carretera hacia Cala Turqueta. La zona está muy poco cuidada y las dos zonas de aparcamiento están a 10 minutos de la playa.

El secreto de Macarelleta

Si quieres un poco más de intimidad puedes seguir caminando por un sendero que asciende luego de Macarella y encontrar Macarelleta, la hermana pequeña. Una cala increíble y casi siempre abandonada en donde podrás tomar sol, sumergirte y divertirte como nunca. Es una de las playas preferidas de los nudistas en Menorca porque rara vez hay mucha gente.

Vale la pena hacer el trayecto, por más que sea extenso y un poco incómodo, porque se trata de bahías deliciosas con arena blanca y cálida, aguas de color turquesa e increíbles postales de embarcaciones fondeando y gente caminando y disfrutando de días de sol y calor.

cala-macarella

Si te gustan los destinos de verano, prueba Menorca y las maravillas de las calas Macarelleta y Macarella. ¿Ya has decidido adonde quieres ir el próximo verano?