- patrocinador -

Mont Saint Michel, un famoso atractivo de Francia

Francia es uno de los principales destinos turísticos del mundo, albergando en su territorio grandes atractores como lo son París  Versalles o los Castillos del Loira. Pero a la par de estos, también existe un atractivo que año tras año es visitado por más de 3 millones de turistas que buscan la admiración del urbanismo unificado a la naturaleza que es el famoso Mont Saint Michel.

Ubicado en la región de Normandia, muy cerca de la unión del Río Couesnon con el mar, se levanta este increíble paisaje humano, consistente en un pintoresco poblado construido en las laderas de un monte que es coronado por la abadía de Saint Michel, dedicada al arcángel del mismo nombre.

Actualmente el pueblo se encuentra amurallado y buena parte del año prácticamente rodeado por el mar, lo que ayuda a cargar de misticismo y encanto a este pequeño mundo en miniatura, que por muchos años se organizó como una pequeña teocracia bajo el mandato de los monjes benedictinos que habitaron la celebre abadía desde el año 966, lo que significa que con cada paso que des en el pueblo de Sain Michel, estarás piando piedras auténticamente milenarias.

Mont Saint Michel, un famoso atractivo de Francia

Pero no creas que los monjes fueron los primeros en poblar esta zona, pues ya los galos, los auténticos pobladores de la antigua Francia, ya habitaban el monte, y donde existía incluso un monolito. Pero también los romanos y griegos se fijaron en este promontorio que, situado tan cerca del mar, constituía un buen observatorio.

Pero por supuesto que con tan larga historia a sus espaldas, el Mont Saint Michel tiene muchas historias y personajes por nombrar, entre los que se incluyen al mismo Napoleón.

Actualmente, además de la abadía inevitable, los turistas llegan al pueblo en busca de su ambiente de antaño que, pese a algunos detalles de modernidad, aun se sigue conservando a la perfección, lo cual es complementado por la arquitectura sin igual de Catedral de Notre-Dame-sous-Terre,la Capilla de Saint Aubert y la Parroquia de Saint Meter, aunque el encanto de las casitas apiñadas en torno a las empedradas calles también tienen su gran atractivo.

- patrocinador -