horta

Entre las variedades de parques temáticos dispersos alrededor del mundo, existe un lugar con numerosas e imponentes esculturas de singular belleza ubicado a 24 kilómetros al sur de Vientiane, capital de Laos, la antigua colonia francesa de Indochina.

También conocido como Buddha Park, este majestuoso parque llamado Wat Xieng Khuan, y aunque la palabra Wat es utilizada para referirse a templos, muchas personas sin embargo, lo consideran como tal, ya que cuenta con más de doscientas estatuas construidas en cemento, con diseños únicos referidos al Budismo e Hinduismo, y que si bien parecen ser de gran antigüedad, en realidad son bastante recientes.

Este lugar fue construido por un sacerdote chamán llamado Luang Pu Bunleua Sulilat en el año 1985. A lo largo del recorrido se pueden observar diferentes imágenes que representan diseños con formas humanas, de animales, demonios y dioses, pero sin lugar a dudas lo más llamativo es una figura gigante similar a una calabaza que expresa la vida espiritual en tres niveles: el Infierno, la Tierra, y el Cielo.

La excursión dentro del parque comienza luego de atravesar una boca de diez pies de alto como entrada principal. El circuito ha sido desarrollado para conocer los diversos sectores por medio de una escalera, permitiendo observar cada historia a través de las variadas esculturas. También podemos notar la presencia de un Buda gigante de cuarenta metros de altura recostado en lo alto.

El Buddha Park constituye una excelente opción para aquellos que gustan del turismo espiritual y buscan nuevas experiencias místicas , en este caso manifestadas en grandiosos monumentos y sorprendente belleza asiática.

Vía Viajar Asia