Ahora que se viene la Navidad y las fiestas de fin de año, están en el momento más indicado para probar y degustar los más exquisitos platos de comida internacional.

Según yo, hay tres platos internacionales que cualquier viajero que se precie de mundo, debiera probar. Uno de ellos, es de mi país natal, y se cocina también por lo que he probado, en Paraguay, aunque en una versión ligeramente distinta, pero que termina siendo casi del mismo sabor. Hablo del pastel de maíz.

El pastel de maíz, o de choclo como se le dice en el léxico popular, es un pastel que se puede consumir dulce, amargo, picante o salado. Incluso hay una aversión agridulce. Un plato hermano del pastel de maíz son las humitas, aunque éstas no llevan carne de ningún tipo.

Otro plato que deberían probar, y que yo veo ya muy masificado en casi todos los lugares del mundo, es el sushi. Sé que no estoy diciendo nada nuevo ni original, pero a mi parecer, el sushi es uno de los platos japoneses más creativos que puede existir. Hay rollitos con aguacate, salmón, fritos, fríos y calientes. Y todos son exquisitos. Un dato curioso que tienen que saber, es que el sushi en el mismísimo Japón, es lo más desabrido que hay. La razón es que los japoneses evitan los condimentos, y ellos están más acostumbrados a los sabores más insípidos. Lo que es yo, los condimento con soya, esa salsita picante y jengibre. Tal vez muera de úlcera algún día, pero da lo mismo, lo importante es comer cosas que causen alguna gracia al menos.

Finalmente, para terminar mi selecta selección de platos internacionales, creo que algo que nadie debe perderse de probar, es el ceviche peruano, hecho a base de pescados, mariscos y acompañamientos de verduras dulces. Sé que me he cargado con comidas latinas y una asiática, pero qué le voy a hacer, son mis gustos.

Fotos: (Lotusutol) flickr, (Nyuudo) flickr