Una de las bellezas arquitectónicas que muestran el magnífico potencial creativo es el Viaducto de Millau, una obra sin igual que supo solucionar diversos problemas facilitando la vida para muchas personas.

Su creador Sir Norman Foster, fue el elegido entre un concurso de ideas a nivel internacional. Foster & Partners ofrecieron salvar el valle del río Tarn y mejorar el tránsito en el encantador pueblo de Millau, por medio de un puente colgante que se extiende sobre los llanos del valle, ya que allí se concentra una gran cantidad de vehículos que circulan entre la costa del Mediterráneo y el norte de Francia.

Inaugurado el 14 de diciembre de 2004 este monumental viaducto requirió 36 meses de trabajo, 3000 obreros y 400 millones de euros. Su estructura creada en conjunto por el ingeniero francés Michael Virloreux posee 343 metros de altura y 2460 de largo incluyendo siete soportes de hormigón.

horta

Quienes piensen recorrer en coche esta zona que forma parte de la autopista A75-E11 , les cuento que este magnífico viaducto se encuentra a pocos kilómetros pasando Clermont-Ferrand y antes de llegar a Perpignan en dirección al sur.

Allí podrán obtener una excelente vista desde lo que es el puente más alto del mundo, ya que supera la altura de la Torre Eiffel.

Vía Diario del Viajero