Un problema histórico a la hora de realizar viajes en avión es la posibilidad de hablar por el móvil, sin embargo eso ya es algo del pasado aunque todavía quedan detalles a tener en cuenta.

Las compañías aéreas con el paso del tiempo así como van extendiendo los diferentes servicios, también van permitiendo una serie de actividades como es en este caso el uso del tan necesario móvil.

Las condiciones que establece la Unión Europea es que será posible utilizar estos dispositivos siempre y cuando la nave se encuentre bajo los tres mil metros de altura, y además el capitán podrá disponer si cortar o no las comunicaciones de acuerdo a la seguridad en el momento que considere adecuado.

horta

Este nuevo permiso que cada vez es más constante en las diferentes líneas aéreas del mundo, seguramente atraerá nuevos clientes que en muchos casos necesitan de esta ventaja.

Vía Las Escapadas