- patrocinador -

ar_sol-lewitt

Desde el mes pasado, los 69.000 neoyorquinos que viajan en el subte a diario en la estación Columbus Circle, en la calle 59, tienen una nueva atracción visual que los hará detener y recrear su imaginación. Whirls and Twirls (Remolinos y vueltas) es una obra que el artista conceptual Sol LeWitt realizó a pedido de las autoridades oficiales. Como toda creación de arte moderno en el espacio público, busca generar atracción y emoción.

La obra, para la que se invirtieron 108 millones de dólares, acaba de inagurarse y forma parte de un proyecto de lavado de cara que la ciudad quiso regalarle a la estación. Sol Le Witt, ya fallecido, era de Connecticut. Sin embargo conocía Nueva York y solía viajar siempre en subte debido a que no tenía licencia de conducir.

Cuando se le encargó la obra, le dijeron al artista que eligiera cualquier lugar de la estación para realizar la obra y ésta se hizo en  la pared de arriba de las escaleras porque es la más transitada. La obra es una pared gigante que explota de color en curvas y ondas. La paleta elegida y la escala monumental llaman la atención. Desde ahora, nadie que pase por allí podrá dejar de para auqne sea un minuto para apreciarla.

- patrocinador -