Uruguay marihuana 1

Aunque evidentemente no era la primera intención de las autoridades nacionales de Uruguay al dar sanción a la ley que legaliza el consumo y comercio de marihuana, todo hace indicar que este país sudaméricano está próximo a convertirse en una especie de nuevo Holanda, en vista de que son cientos ya los pedidos de ciudadanía que se han realizado por parte de viajeros de todo el mundo.

De hecho, aunque la noticia podía suponerse, se hizo oficial a partir de las palabras del canciller de Uruguay, Luis Almagro, quien ha reconocido que las embajadas del país en todo el mundo han alertado acerca de la enorme cantidad de consultas acerca de los trámites necesarios para obtener la residencia uruguaya, ya que en un principio esa era la única forma de obtener la cannabis.

Sin embargo, rápidamente las autoridades uruguayas han manifestado que incluso cuando estas personas obtengan la nacionalidad porque la ley así se los permite, no se les venderá marihuana de la misma forma que a alguien con residencia estable en el territorio nacional. Es decir, que por mucho que se insista, Uruguay quiere plantear la lucha a formar parte del recorrido del turismo de cannabis, que se conoce en todo el mundo, aunque se practica en una minoría de naciones.

“Las personas que quieran comprar cannabis tienen que demostrar residencia y estar en la base de datos del registro. Eventualmente podrán ser abastecidos por el mercado negro como lo es hasta ahora. Nosotros vamos a hacer los mayores esfuerzos para evitar que el mercado negro pueda seguir abasteciendo”, expresó en tal aspecto el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada.

Muchos consideran, incluso dentro del territorio uruguayo, que a partir de medidas como éstas el país podría transformarse en un sitio de turismo de la marihuana, como siempre ha sido Holanda, especialmente Ámsterdam, por mencionar el caso más famoso.