-

Art Center South Florida en Miami

art-center

Surgido en 1984 gracias a la iniciativa de un grupo de artistas visionarios que percibieron el potencial cultural del barrio, el Art Center South Florida conforma hoy un incuestionable polo del arte en Miami. Al poco tiempo de su nacimiento, en 1986, la ciudad reconoció el buen ojo de sus fundadores y bautizó la zona como Lincoln Road Arts District.

En la actualidad, el Art Center, que se despliega a lo largo del bulevar más sofisticado y concurrido de South Beach, posee tres edificios en donde se concentra la movida artística de Miami. Además de contar con exhibiciones permanenetes, allí se encuentran galerías de arte y más de 50 estudios de artistas que abren sus puertas al público para compartir experiencias creativas, mostrar el proceso de trabajo y vender sus obras.

Con una nutrida agenda de actividades, talleres y exposiciones. Art Center South Florida es un paseo imperdible para los amantes de todas las disciplinas del arte.

Lo último...

Moscú lanzará en enero su visado electrónico para viajar por el país

Rusia, junto con su capital Moscú, es uno de los países más herméticos del mundo, pero también uno de los más bellos. Moscú recibe...

Polinesia Francesa, un viaje para disfrutar con los 5 sentidos

A lo largo de toda la geografía mundial, hay rincones de gran belleza que son dignos de visitar, al menos una vez en la...

Estados Unidos rinde tributo a la cultura Nativa Americana durante el mes de noviembre

Desde hace muchos años, cada mes de noviembre, se viene celebrando American Indian and Alaska Native Heritage Month, cuyo objetivo es reconocer las importantes...

La seguridad es lo primero para los viajeros españoles

El Covid-19 ha afectado a todos los aspectos de nuestra vida. Ya no nos relacionamos como antes con nuestros amigos y familiares. También tenemos...

Four Seasons Madrid: el hotel mas lujoso de Madrid

Four Seasons Madrid se ha convertido en uno de los hoteles más lujosos de Madrid. Este hotel nace por la unión de siete edificios...
Artículo anteriorSan Pablo: Todo sobre ruedas
Artículo siguienteEl Museo de Cera de Madrid