-

Beneficios del turismo de proximidad: escapadas para revitalizarse

Estamos ante la llegada del buen tiempo y, con ello, la apetencia de planes al aire libre o, al menos, planes diferentes a esas tardes de manta y peli. Y mucho más apetece teniendo en cuenta que venimos de un año de sensación de encierro y prohibición casi constante.

Sin embargo, podemos disfrutar la llegada del buen tiempo con una escapada de fin de semana. No hace falta tener días de vacaciones para desconectar de la rutina, con un par de días libres y algo de disposición es más que posible.

Y más con este truco: ofertas de fin de semana con Buscounchollo. Esta página ofrece buenos precios y planes que quizá no nos hubiéramos planteado a un buen precio. Así que, podemos probar con un fin de semana de spa o de ruta por montaña.

No importa si viajamos solos, en pareja, en familia o con el pequeño comité de amigos con el que nos hemos relacionado en el último tiempo. Escaparse el fin de semana es posible y absolutamente beneficioso. Solo debemos tener en cuenta las últimas normas que haya en nuestra comunidad autónoma; pero, incluso en confinamientos comarcales, es posible hacer una magnífica escapada. De hecho, ¿qué mejor momento para conocer nuestra propia tierra? Podemos dedicarnos al turismo de proximidad. Te sorprendería descubrir la sensación de desconexión y todo lo que se puede descubrir muy cerca de tu propia residencia.

Si cotilleamos por buscounchollo.com vamos a encontrar ofertas muy tentadoras muy cerca de nuestra propia casa.

¿Por qué turismo de proximidad?

Mantenemos la seguridad y las normas

Es evidente que, en este momento, quizá no podemos desplazarnos con total libertad hasta donde nos gustaría. Así que es una magnífica forma de ser responsables, cumplir con la normativa y mantener la seguridad de todos.

Fomentamos la economía de nuestra zona

Ya se sabe que estamos pasando por un proceso económico bastante complicado. La oferta hostelera y el ocio del país están teniendo momentos difíciles. Es un buen momento fomentar nuestra propia zona y darle salida al ocio y la hostelería que tenemos más cerca.

Además, encontraremos una buena oferta de proximidad que nos va a sorprender. Podemos interactuar con personas cercanas a nosotros mientras tenemos esa sensación de “turista” que nos crea una sensación de libertad y novedad, además de esa curiosidad que despierta todo viaje, por cercano que sea.

Descubrimos lo maravilloso que tenemos al lado de casa

Con esa sensación de curiosidad que crea el momento de ser turista, vamos a descubrir maravillas que no conocíamos muy cerca de donde estamos constantemente. Quizá a 25 minutos de nuestra propia casa tengamos un complejo cultural que desconocíamos, un paisaje completamente diferente o la actividad que siempre hemos querido hacer.

Al fin y al cabo, hacer una escapada de fin de semana lo que aporta es una sensación de ruptura con la rutina para la que no es necesario ir a la otra punta del mundo. Podremos conocer y descubrir todo aquello que, por próximo o demasiado evidente, siempre hemos dejado para más adelante. Es un acto recurrente haber recorrido parajes lejanos, pero no haber hecho una buena ruta documentándonos sobre nuestras cercanías.

Animémonos a descubrir lo maravilloso que tenemos en el turismo de proximidad. Porque todo lugar tiene algo aún por descubrir, disfrutar y paladear con detenimiento.

Evitamos largos desplazamientos para cortas escapadas

Ya que nos estamos planteando una escapada de un par de días, imaginamos lo diferente que es hacerla a media hora en lugar de dedicar siete horas de viaje. De hecho, si queremos hacer una escapada de un par de días, dedicar siete horas de viaje se convierte en un viaje agotador sin tiempo para disfrutar.

Con estos cortos desplazamientos, toda la escapada será estancia y no trayecto. Tendremos tiempo de sobre para vivir la experiencia del viaje y no llegar agotados el último día tras un cansado viaje. Al contrario, habremos conseguido descansar y exprimir el viaje.

Desconexión y ruptura de rutina

La sensación de desconexión y salir de la rutina la tendremos igual. De hecho, será increíble pensar que estamos tan cerca de casa. Nos quedaremos anonadados cuando hagamos el camino de vuelta a casa y veamos lo cerca que estábamos. Porque el hecho de cambiar un par de noches nuestra cama por la cama de un lugar extraño, hace que pensemos que estamos a una buena distancia de nuestra casa.

El hecho de salir de lo conocido y lo que establecemos como rutina, nos crea la ruptura que necesitamos para salir del estrés diario.

Sensación de libertad

Como hemos comentado al principio, hace muchos meses que la situación es extraña y que tenemos una sensación de encierro. Justificada, por supuesto. Así que démonos un capricho y permitámonos sentir que podemos movernos y disfrutar de nuestra propia libertad.

Esto, unido a todos los beneficios de un fin de semana en turismo de proximidad, hará que volvamos a enfrentar la rutina con una carga de vitalidad increíble.

Lo último...