- patrocinador -

Metidos como estamos en pleno 2020, son muchos los que están organizando los viajes que realizarán a lo largo de este año. Organizar un viaje suele ser caro, pero si sabemos reservarlo en el momento adecuado, podemos ahorrarnos mucho dinero. Por este motivo, nos hemos hecho eco de una publicación realizada por Booking donde se muestran un calendario de precios para el año que viene, de manera que sea más fácil encontrar el destino con la mejor relación calidad-precio mes a mes, sin importar el presupuesto que se tenga.

Enero – SaasFee, Suiza

Saas Fee se encuentra en un glaciar de los Alpes suizos, cerca de la frontera italiana, y en sus pistas se puede esquiar todo el año. Puedes deslizarte sobre la nieve virgen en invierno, bajar por las inmaculadas pistas en primavera o divertirte en los kickers y los rails del Freestyle Park en verano. La época más barata para ir es en enero, y es que los precios pueden ser un 25% más baratos que durante la época más cara del año.

Febrero – Copenhague, Dinamarca

En el caso de querer conocer la capital danesa, el mes de febrero suele ser el más económico. Si lo comparamos con junio, el mes más caro, nos podemos ahorrar hasta un 40%. Descubre el concepto danés del hygge,algo así como el “confort hogareño”, durante el mejor momento para disfrutarlo. Febrero también es ideal para conocer la ciudad visitando sus acogedores cafés iluminados por velas, en los que podrás aprovechar para entrar en calor con una gule ærter (sopa de guisantes) o con un cuenco bien caliente de ramen en el barrio más hipster y multicultural de Copenhague, Nørrebro.

Marzo – Chicago, Estados Unidos

Marzo es un momento fantástico para visitar la Ciudad del Viento. Aunque es probable que tengas que llevar varias capas de abrigo para visitar el Millenium Park y otros sitios al aire libre, también encontrarás a menos turistas. Por si fuera poco, el precio del alojamiento puede ser hasta un 35% más barato que durante el mes más caro del año, agosto. Si vas a Chicago en marzo, no te pierdas los famosos festejos del día de San Patricio, una oportunidad para pasarlo bien y celebrar la rica herencia irlandesa de la ciudad. Rutas de bares, desfiles, festivales y hasta una tradición muy original, teñir de verde el río Chicago…

Abril – Düsseldorf, Alemania

La gente suele referirse al centro histórico de Düsseldorf como “el bar más largo del mundo” y no es para menos, porque en el pequeño radio del casco antiguo de la ciudad hay más de 300 bares. Pero esta ciudad a orillas del Rin tiene muchos otros atractivos. Es muy famosa por su arquitectura, museos y tiendas, entre ellas, las que se encuentran en Königsallee, la calle comercial más animada de Alemania. Abril es un momento ideal para viajar a Düsseldorf. Las temperaturas primaverales son cada vez más altas y los precios son un 50% más bajos que durante el mes más caro del año, octubre.

Mayo – Melaka, Malasia

Melaka, salpicada de coloridos edificios coloniales, bellas mezquitas y arte callejero, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2008. Esta ciudad fue la capital del sultanato de Malacay y estuvo bajo ocupación portuguesa, holandesa y británica, algo que la ha convertido en un crisol de diferentes influencias históricas. Melaka también es conocida por su comida callejera, sus postres y su cultura del café. ¡Un destino perfecto para foodies! El tiempo no varía mucho en todo el año, pero en mayo las temperaturas suelen ser altas. Eso se traduce en precios en el alojamiento un 35% más baratos que en diciembre, el mes más caro del año.

Junio – Orosei, Italia

Orosei es una localidad marítima poco conocida, escondida en un golfo del este de Cerdeña. Este pueblo medieval es un punto de partida estupendo desde donde salir a conocer las playas y calas más bonitas de la isla. Ve a visitarlo en junio, antes de la temporada alta, o en septiembre, y encontrarás precios hasta un 40% más bajos que durante las épocas más caras del año.

Julio – Delhi, India

Aunque en julio empieza la temporada de lluvias en Delhi, también es la época en que la ciudad está más bonita. Además, los chaparrones son breves y ayudan a rebajar el calor un rato. Contempla lo mejor de la ciudad bajo la lluvia: el Fuerte rojo, Qutub Minar y la Tumba de Humayun. A quienes no les importe el calor, en julio encontrarán muy buenas ofertas, porque el precio del alojamiento en Delhi puede ser más de un 20% más barato que en febrero, el mes más caro del año.

Agosto – Madrid, España

En verano suele hacer mucho calor en Madrid y, como muchos españoles suelen irse de vacaciones en esta época, el ritmo de la ciudad se ralentiza bastante. Aunque muchos comercios cierran en agosto, muchos bares y restaurantes, además de los prestigiosos museos de la ciudad, siguen abiertos. Un buen plan es levantarse temprano, cenar tarde y evitar el calor de la tarde echando una siesta. Y, recuerda, el calor se pasa mejor con un buen gazpacho o una horchata. En Madrid, el mes de agosto es un 42% más económico que mayo, el mes más caro del año.

Septiembre – Osaka, Japón

La segunda ciudad más grande de Japón es conocida por su cultura gastronómica. Cuenta con más de 90 restaurantes con estrella Michelin y con todo tipo de puestos de comida, seguro que encuentras algo que te guste. Septiembre es un buen momento para visitar Osaka, ya que es temporada baja. Las temperaturas son cálidas, pero hay menos humedad que en verano y, a mediados de mes, tiene lugar el famoso Kishiwada Danjiri Matsuri, un emocionante festival de carros tirados por personas. En septiembre, los precios del alojamiento en Osaka pueden ser hasta un 28% más baratos que durante el mes más caro del año, diciembre.

Octubre – Biarritz, Francia

Biarritz es un destino del sur de Francia muy popular entre los surferos y está muy cerca de la frontera con España. Esta localidad, que se asoma a un acantilado y cuenta con un castillo, bien merece una visita. Octubre es el último mes de la temporada turística en Biarritz, pero para los surferos de nivel medio, septiembre y octubre pueden ser mejores que los meses de verano, pues hay menos gente y el surf cobra mayor importancia. A medida que las temperaturas van bajando en octubre, los precios las imitan. Tanto es así que la tarifa media de alojamiento en octubre puede ser un 45% (o más) más barata que durante la temporada alta.

Noviembre – Praga, República Checa

Aunque en la capital checa puede hacer bastante frío, las fachadas góticas del espectacular casco antiguo de Praga parecen desafiar al mal tiempo, como muchos turistas que deciden visitar la ciudad en diciembre, cuando el frío y los mercadillos de Navidad están en pleno apogeo. Si vas en noviembre, encontrarás los precios más bajos del año. El alojamiento en Praga en noviembre es un 39% más barato de media que en septiembre, el mes más caro.

Diciembre – San Francisco, Estados Unidos

Diciembre es la época más fría de San Francisco y tendrás que meter en la maleta un chubasquero para protegerte de la lluvia y el viento. Aun así, en diciembre la ciudad tiene mucha vida porque es cuando se celebra la feria de Navidad Dickens Christmas Fair, el desfile de barcos iluminados y el festival anual de cine NOIR CITY. La espera para atracciones famosas como Alcatraz y la California Academy of Sciences será mucho más corta, los vuelos suelen ser más baratos y, según los precios medios, el alojamiento puede ser hasta un 33% más barato en diciembre que en septiembre, el mes más caro del año en San Francisco.