-

Castillo de Bellver de Palma, 5 curiosidades que lo hacen único

Palma de Mallorca destaca por ser una ciudad abierta y cuna de culturas, una ciudad donde es posible encontrarse restos de las civilizaciones más importantes que han existido en el Mediterráneo a lo largo de la historia. Romanos, vándalos, bizantinos, musulmanes, conquista catalana o Corona de Aragón, todos han dejado su huella.

De entre todos los elementos arquitectónicos, el Castillo de Bellver es uno de sus máximos exponentes. Su construcción data del siglo XIV, durante el reinado de Jaime II de Mallorca. El objetivo del castillo era contar con una edificación defensiva que también sirviera de residencia a los monarcas. 700 años han pasado desde su construcción, pero aún sigue guardando historias y curiosidades que atrae la atención de sus visitantes. Veamos algunas de sus curiosidades más importantes.

Su nombre le viene dado por sus espectaculares vistas

Su nombre se debe a las vistas panorámicas que ofrece. Está construido en un monte que se eleva a 100 metros sobre el nivel del mar. Su belleza es aún mayor debido a la zona boscosa que lo rodea. Por todo esto, se le bautizó con el nombre de Bellver, que procede del catalán antiguo y significa “Bella Vista”. Desde él puede contemplarse la ciudad, el puerto, la Serra de Tramuntana y toda la zona del Pla de Mallorca.

Una obra innovadora y genuina sin precedentes

El Castillo de Bellver fue construido entre el año 1300 y 1311. Se trata de una fortificación de estilo gótico mallorquín erigida a 112 metros sobre el nivel del mar con una vista única de 360º. Constituye uno de los cuatro castillos de Europa con planta circular, es el más antiguo en el continente europeo con esta forma y es el único en España. Además, es el más antiguo que se conserva hoy en día de su clase. La construcción consta de un edificio de estilo gótico de planta perfectamente circular, que se organiza alrededor de un patio central también circular, con cuatro grandes torres orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. La llamada torre mayor o del homenaje, en dirección norte, está exenta del resto del conjunto, mientras que el resto de torres están encastradas al cuerpo principal. Aunque se han intentado buscar precedentes de castillos circulares en los que Bellver podría haberse inspirado, todo indica que la obra mallorquina es una obra innovadora genuina.

Prisión de ilustres personajes culturales e históricos

Además de servir como residencial real, esta fortaleza también fue utilizada durante muchos años como prisión. A partir de la Guerra de Sucesión (1700-1715), la fortificación se convirtió en la principal prisión política y militar de la isla, con ilustres prisioneros entre sus muros, como el intelectual Gaspar Melchor de Jovellanos, el astrónomo y político François Aragó o el general liberal Luis Lacy. Durante la Guerra Civil Española, el castillo fue utilizado para el encarcelamiento de más de 800 presos republicanos.

Un castillo construido con piedra autóctona: patrimonio cultural y natural

El material que se empleó para la construcción del Castillo de Bellver es marés, una tipología de piedra arenisca fácil de trabajar y que se encuentra asiduamente en toda la geografía balear. De hecho, otros edificios símbolos del patrimonio, la cultura y la identidad de Palma también se construyeron con este tipo de piedra, como la catedral de La Seu, la Lonja o las antiguas murallas de la ciudad. Buena parte del material utilizado para levantar el castillo procede de las cuevas ubicadas debajo, así como también de otras canteras del bosque circundante y localidades como Portals Vells y Santanyí.

También es la sede del Museo de Historia de la Ciudad

Como Museo de Historia de la Ciudad, el Castillo de Bellver ofrece en sus salas un recorrido por la evolución de Palma, desde los asentamientos talayóticos hasta el siglo XX, pasando por la conquista romana en el siglo 123 a.C. y la fundación del actual núcleo urbano, la etapa musulmana a partir de 903, la conquista catalana en el 1229, el establecimiento del Reino de Mallorca (1276-1349), la construcción de las murallas renacentistas de Palma y su derribo en el 1903. Recorrerlo es una excelente oportunidad para conocer el pasado y presente de la capital balear.

Lo último...

Santo Domingo de Silos aspira a ser Capital del Turismo Rural 2020

La localidad burgalesa de Santo Domingo de Silos, se ha convertido en uno de los diez pueblos finalistas que aspiran a convertirse en Capital...

8 experiencias únicas para conocer Centroamérica

Son muchas las personas, que durante el confinamiento, han pensado en cual será su próximo destino de aventuras. Si tu eres de esos pero...

Viajes singles y lunas de miel, los principales viajes elegidos por los españoles para el verano

El clima de España le ha permitido ser un referente, a nivel mundial, en turismo. Si a eso se le suma su gastronomía, playas...

Gran Canaria, uno de los primeros destinos en recuperarse tras el Coronavirus

Todo apunta a que Gran Canaria será uno de los destinos que antes comenzará a recuperarse cuando pase la crisis del Coronavirus. En la...

La Ribera del Duero burgalesa, un lugar para visitar siempre que se pueda

La Ribera del Duero es conocida en todo el mundo por la calidad de sus vinos, pero esta región esconde mucho más a lo...