Si hay un destino con estilo en Portugal, es sin duda Estoril. Bañado por las aguas del Atlántico y a solo 25 km. de Lisboa, la espectacularidad de sus villas y su famoso casino lo convirtieron en objetivo turístico de visitantes variados, hasta de la realeza europea. Un paseo por el entorno es realmente deslumbrante: jardines, villas y palacios nos transportan a un pasado histórico y glamuroso..

En sus 100 años de tradición turística no ha dejado de renovarse y posee una amplia oferta hotelera, hostelera y de infrestructuras y actividades. Y la oferta gastronómica es inigualable: hay un montón de restaurantes donde saborear pescados y mariscos siempre frescos en ambientes acogedores o sofisticados

Pero el auténtico lujo de Estoril es el entorno natural circundante. Unas espectaculares playas al Atlántico abrigadas por murallones de piedra, se suceden por toda la costa desde Sintra a Cascais.  Casi a medio camino entre Lisboa y Estoril está el que durante años fue considerado el camping más grande de Europa. Y además hay una gran oferta de “Pousadas”, el equivalente e nuestros Paradores, pero mucho mejor de precio.

A quien le guste disfrutar de la plena naturaleza, le recomendamos la visita al Parque Natural Sintra-Cascais, con variedad de ecosistemas:  dunas, bosques, lagos, y un ejemplo típico de la costa, el imponente Cabo de la Roca y en el centro de la magnífica Sierra de Sintra, una zona clasificada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Y si la preferencia es cultural, a pocos Km. está Sintra, con un pasado histórico que se refleja en cada uno de sus edificios y en todo el casco historico: quintas, palacios, castillos y monasterios de tradición templaria. Los paseos entre sus pomposos palacios nos harán comprender por qué toda la ciudad es Patrimonio de la Humanidad. Indispensable la visita al antiguo Palacio da Regaleira y en su interior a la Sala de los Cisnes. ¡Espectacular!

Marga G.-Chas Ocaña