Parque Nacional del Suroeste

El estado australiano de Tasmania es conocido internacionalmente por el clásico dibujo animado de Warner, “el demonio de Tasmania”, pero más allá de esto, se trata de una de las zonas turísticas más importantes que tiene el país, considerando que allí se encuentran sitios como por ejemplo el espectacular Parque Nacional del Suroeste, que cuenta con algunas de las mejores hectáreas protegidas de todo el mundo.

De hecho, en líneas generales, debemos destacar que este espacio posee 618.267 hectáreas ubicadas en el sur-oeste de Tasmania, formando parte de todo un territorio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con otros pertenecientes a la Reserva Natural de Tasmania, aunque en ambos casos nos encontramos con recorridos que destacan especialmente por la naturaleza que los rodea, prácticamente virgen.

En este sentido, los australianos suelen presumir de que se trata de una de las reservas mundiales menos afectadas por el hombre, considerando que sólo aborígenes habitaron la zona, pero sus políticas de supervivencia eran bastante menos intrusivas que las del hombre actual. En la mayoría de los casos, los turistas realizan el sendero local más común, el que lleva directo a la central de energía hidroeléctrica del municipio de Strathgordon.

Por lo demás, desde casi cualquiera de los puntos por los que queramos acceder a esta reserva, nos daremos cuenta que el acceso en automóvil es prácticamente imposible, de forma tal que muchos turistas llegan allí directamente en avionetas alquiladas, las cuales pueden ser conseguidas desde las principales ciudades nacionales.

En este sentido, se destaca el hecho de que la pequeña localidad de Melaleuca ofrece una pista de aterrizaje, además de algunos servicios básicos, como alojamiento, que nos permiten pasar la noche no muy lejos del parque. Una vez dentro del mismo, se recomienda especialmente la visita a las inmediaciones del Lago Pedder, una verdadera belleza natural.