globos

Para disfrutar de un fin de semana en la Villa Antigua en Tequisquiapan alejado de la ciudad con un toque de acción incluída en el hospedaje. Rodeado de plantíos y zonas verdes, el lugar es ideal para los paseos de los coloridos globos aerostáticos que todas las mañanas vuelan entre las montañas que rodean a la Peña de Bernal y minas de ópalo. Gustavo Pérez Rojano es el dueño y también arquitecto de este hotel construído al estilo de una hacienda mexicana tradicional, ubicado cerca de Querétade su familia: La Hacienda de San Nicolás.

Puedes reservar un paquete en una de sus 21 habitaciones por un fin de semana que incluye una mañana de vuelo organizado por el Club Aerostático Nacional. Después del paseo áereo relájate en los jardines y piscina del hotel, disfruta un baño con hidromasajes en la tina de las suites y pasea por el colorido centro del poblado de Tequisquiapan. Las tarifas para dos personas comienzan en 426 dólares e incluyen el hospedaje, cena y vuelo en globo.