la-casa-blanca

Se puede decir que Washington en una ciudad prefabricada. Cuando se planificó, a finales del siglo XVIII, se hizo con las miras de que fuese la capital del naciente estado de forma permanente después de que tal título lo hubiesen ostentado otras ciudades. La economía no es su fuerte, pues es una ciudad de servicios; pero su importancia como centro político del país, la convierte en la ciudad más poderosa del mundo.

Museos, institutos de investigación e importantes universidades la enriquezen hasta transformarla, también, en lugar preferido del turismo, que visita los numerosos monumentos cómo la Casa Blanca, el Capitolio, el Thomas Jefferson Memorial, el Abraham Lincoln Memorial o el monolito en honor de George Washington, primer presidente y que da su nombre a la ciudad. La Casa Blanca está considerada la segunda edificación más popular del país, solo superada por el Empire State Building. También puedes pasear por Georgetown un barrio histórico de Washington D.C., situado al noroeste de la ciudad.

washington

El buen sistema de metro es una excelente opción para moverse por el bullicioso centro. En cuanto a su gastronomía, la ciudad de Washington está repleta de restaurantes de todo tipo y nacionalidad. La costa atlántica provee abundante pescado y marisco a la cocina local. El cangrejo, las ostras y las almejas tienen fama por su calidad. Alguna de las especialidades de la zona son el pollo frito de Delaware y el jamón cocido de Virginia.