El Mausoleo de Mustafa Kemal Atatürk, denominado comúnmente como “Mausoleo de Anitkabir”, y que significa “tumba conmemorativa”, tiene como intención rendirle culto al líder de la Guerra de Independencia Turca y el fundador y primer presidente de la República de Turquía, convirtiéndose en uno de los parajes turísticos más visitados del país, especialmente por los amantes de la cultura y la historia.

Este sitio de culto, localizado en la ciudad de Ankara y diseñado por los arquitectos Emin Onat y Orhan Arda, ha tenido tal trascendencia desde antes de su construcción, que incluso estas personas fueron elegidas para la obra, porque ganaron un concurso organizado por el Gobierno Nacional en el año 1941, y que tenía como objetivo la creación de un espacio de dimensiones “monumentales”, con casi 50 propuestas arquitectónicas de todo el mundo.

Más allá de esto, el sitio luego fue adquiriendo una importancia tal, como símbolo de la historia turca, que allí también se encuentran los restos de İsmet İnönü, el segundo Presidente de Turquía, enterrado en el lugar, tras su muerte en 1973. Sin embargo, en su caso, la tumba que lo acoge se encuentra enfrente del Mausoleo de Atatürk, en el sitio opuesto del Terreno Ceremonial.

El Segundo Movimiento Nacional de Arquitectura, es de destacarse también, ya que significó una época en Turquía, en la cual las construcciones eran realmente imponentes, al punto de qué muchos especialistas en diseño y arquitectura llegaban de todo el mundo para analizar las obras que allí se levantaban, incidiendo luego en recintos alrededor del planeta entero, que llevan un sello semejante, sobre todo en la zona.

La mayor parte de estas construcciones, a su vez, tienen como características el ser construcciones monumentales, simétricas y hechas a base de piedra cortada en secciones lisas. Los expertos en la materia, en esos casos, desarrollaron un gran gusto por cada uno de los detalles que hacían a las obras, permitiendo que cada una se diferenciara claramente de las demás.