-

Monasterio en Escorca, Islas Baleares: Santuari De LLuc

santuari-de-lluc

Disfruta la quintaesencia de las Islas Baleares desde este remoto monasterio ubicado en la cima de una montaña y considerado el corazón espiritual de la isla de Mallorca. El museo del monasterio contiene pinturas, textiles y cerámica de Mallorca. Un enorme complejo barroco, el monasterio está en la Serra de Tramuntana, una cordillera realzada por altísimos acantilados que descienden vertiginosamente hacia el mar. Varios caminos pintorescos destacan la herencia de la arquitectura gótica de la isla, los pueblos pesqueros y las ruinas de la Edad de Piedra.

Bendiciones extras: vale la pena desplazarse 58 kilómetros al sur del monasterio para conocer Caporcorb Vell, una antigua aldea megalítica de gigantescos bloques de piedra sin labrar y construida sin argamasa. Habitaciones dobles con baño privado desde 38 dólares. Y tienes una buena cantidad de vuelos Madrid – Mallorca para acercarte en cualquier momento.

Dirección eletrónica:[email protected]

Lo último...

La nueva forma de viajar de los españoles: escapadas con actividades privadas

Este año, los españoles han tenido que cambiar su forma de organizar sus viajes, apostando por destinos cerca de casa con el objetivo de...

6 destinos pensados para relajarse y desconectar

La alarma sanitaria provocada por la Covid-19 ha afectado al modo de viajar de las personas. Un alto porcentaje ha dejado de hacerlo por...

5 destinos románticos españoles para una escapada en otoño

Otoños es, para muchas personas, la mejor época del año para viajar. Es cuando la temperatura se vuelve más suave, lo que te permite...

Los españoles apuestas por el turismo nacional

La crisis causada por el Covid ha afectado a muchos sectores, siendo el turismo uno de los más afectados. Este verano, la gente ha...

Los mejores lagos que nos podemos encontrar en cada Comunidad Autónoma

España es conocida por sus playas, pero nuestro país esconde muchos otros paisajes de gran belleza y que siempre quedan escondidos en un segundo...