-

Rutas para descubrir Dubai pedaleando por el desiertof

Para los amantes del deporte, poder descubrir un destino a la vez que realiza una práctica deportiva, es la combinación perfecta para unas vacaciones de aventura. La bicicleta se ha convertido en uno de los reclamos favoritos para estas personas. Son muchos los destinos que ofrecen este tipo de actividades para conocer sus geografía. Uno de los últimos en sumarse ha sido Dubai, que ofrece varias rutas muy interesantes por las que conocer este país mientras se hace deporte. Veamos a continuación algunas de las más importantes.

Ruta de la pista de camellos en Nad Al Sheba

Imagina hacer el trayecto que suelen hacer los camellos rodeado de montañas de arena y con unas vistas envidiables del centro de Dubái y del BurjKhalifa. Así es la ruta ciclista de Nad Al Sheba, una pista de camellos que ha sido readaptada para ofrecer a los amantes de la bici una experiencia realmente inmersiva en la realidad del desierto.

Esta pista es ideal para las personas que buscan disfrutar de una mañana o tarde de bici en familia o en pareja, ya que consta de tres circuitos cortos: 4, 6 y 8 kilómetros, todos cerca del casco urbano y con servicios de taquillas, vestuarios y duchas. También cuenta con un espacio infantil con señales de tráfico y rotondas, que forman parte de un plan instructivo para que los niños tengan un primer acercamiento a la seguridad vial. Por las noches, esta zona es iluminada para que los amantes del deporte nocturno puedan disfrutar de esta práctica bajo las estrellas.

Descubra el desierto en toda su expresión en la pista de Al Qudra

Rutas para descubrir Dubai pedaleando por el desiertof 1

Considerada por los aventureros la ruta de bicicleta más fascinante de toda Dubái, Al Qudra es un enclave alejado de la ciudad que permite a los amantes del pedaleo experimentar la vida del desierto en su máxima expresión. El recorrido, de unos 86 kilómetros de extensión, es un viaje en medio de dunas de arena y con la posibilidad de encontrarse con la fauna de la zona, incluyendo el mismísimo órice de Arabia. Algo único en el mundo y que muchos desean vivir al menos una vez en sus vidas.

Muy cerca se encuentra el famoso complejo cinco estrellas Bab Al Shams, abierto también para los ciclistas que quieran hacer una pausa y tomarse un refrigerio.

Ciclismo de montaña en la fascinante Hatta

Dubái tiene una naturaleza tan diversa que permite a cualquiera disfrutar del desierto, la ciudad y la montaña en un solo viaje. Hatta es, sin duda, uno de esos paraísos que quedan en la memoria por siempre. Sus serpenteantes senderos, sus famosos wadis y las tierras agrícolas son todo un espectáculo que bien merece la pena pedalear. El Centro de Senderos Ciclistas de Hatta ha marcado varios circuitos para todos los niveles que abarcan una extensión de 52 kilómetros.

No importa hasta dónde llegues porque la ruta es impresionante desde el principio. Desde cualquier punto se pueden ver vistas que dejan sin aliento, con la ventaja de que siempre hay un espacio para descansar y mimetizar con la naturaleza. Para los más principiantes, el centro Hatta MTB ofrece todo el equipamiento necesario y la asesoría para sacar el máximo provecho a esta aventura.

Una tarde de bici en los parques de Dubái

El área urbana de Dubái también ofrece extensas zonas de ciclismo sin tener que desplazarse tan lejos. Los parques son el lugar perfecto para compartir unas horas en familia, con amigos o en pareja de este deporte. Los conocidos parques Al Barsha Park y Mushrif Park ofrecen recorridos muy diversos y especialmente adaptados para bicicleta. Ambos adentran a los visitantes en un entorno que mezcla perfectamente la frescura de la naturaleza con la vida urbana, gracias a su enorme vegetación y las impresionantes vistas de la ciudad.

Otra de las opciones que se han puesto muy de moda es el Canal de Dubái, no sólo para los que les gusta andar rodeados de la belleza de la ciudad, sino para aquellos que disfrutan del ciclismo urbano. Su pista de 12 kilómetros de extensión representa para muchos locales y turistas un enclave de desconexión y bienestar.

Lo último...