- patrocinador -

En el interior de Alemania encontramos decenas de pueblos increíbles con sus propios encantos, alejados de las grandes ciudades como Berlín. Saarburg es uno de estos curiosos destinos, ubicada entre parajes de montaña y de río.

La ciudad de Saarburg tiene una bella cascada que alcanza los 20 metros de altura y cuya agua se precipita entre las casas construidas en la roca. Pertenece al distrito de Tréveris-Saarburg en Land de Renania-Palatinado, a sólo 30 kilómetros de la frontera con Francia. El diseño de la ciudad conserva aún los rasgos distintivos de la época medieval y eso ha logrado aumentar de forma considerable la llegada de turistas a la región.

saarburg

La plaza histórica

La parte más alta de la ciudad de Saarburg posee una zona conocida como Piazza. Allí es donde están los restaurantes y hoteles más importantes de la localidad. También la plaza principal a partir de la cual fue expandiéndose la ciudad con sus casas de ventanas simétricas y sus clásicos techos a dos aguas.

Al ser la parte más antigua de la ciudad cuenta con todo tipo de obras increíbles, e incluso hay un rasgo distintivo en las primeras casas. En la piedra se pueden encontrar tallados los símbolos que indican la inicial del dueño, su esposa y la profesión que tenían así como el año en que se terminó de erigir cada casa.

El río de Saarburg separa las casas y crea un paseo muy bello entre pequeños puentes que son la única forma de moverse a pie por la ciudad. La localidad de Saarburg en Alemania supo tener una época de esplendor cuando funcionaba la fábrica de campanas que hoy sirve como museo y cuenta la historia desde el siglo XVIII, cuando la campanas de Saarburg eran las más pedidas de la región.

¿Te gustaría conocer la localidad alemana de Saalburg? Comparte con tus amigos este destino poco conocido en Alemania.

- patrocinador -