Las personas de estatura baja, cuando suben a un avión se pueden encontrar con el problema de no tocar los pies en el suelo.

A simple vista no parece un problema, pero si un vuelo dura horas, el hecho de llevar las piernas colgando durante mucho tiempo se puede convertir en algo incómodo, llegando a dormirse las piernas.

peus.jpg

La solución a este problema viene de la mano del Magellan’s Folding Footrest. Se trata de una especie de apoyador de pies plegable, para que lo puedas traer a donde quieras y puedas guardarlo en el bolso. Su precio: 24,85 dólares.

Vía: Travel Post