roma-italy

Cuando llegamos a la bella ciudad de Roma, comenzamos por disfrutar de su particular arquitectura, en la que conviven elementos barrocos y renacentistas,  que se aprecia en las callecitas, siempre colmada de turistas de todas partes del mundo, en las iglesias y en las famosas trattorias, donde se revela la esencia de la piú bella cittá.

Quién no camine por Parione, Ponte, Sant’Eustachino y Regola, los cuatro riones (barrios) del casco histórico, no puede jactarse de que conoce a fondo Roma. Los mismos se ubican en una península que forma el meandro del río Tiber, entre el imponenete Mausoleo de Augusto al norte y la isla Tiberina al sur. Esta zona, junto al barrio Trastevere, es la única de la ciudad que ha permanecido habitada durante más de dos milenios. Aquí está la célebre Piazza Navona, de curiosa forma ovalada y se hallan las emjores tiendas de antiguedades.

campidoglio_rome

Recorrer las callejuelas estrechas de Parione, que llevan hacia los otros barrios, son un verdadero viaje el pasado. A lo largo de la Via del Governo Vecchio se descubre la Roma antigua en la fachada de los edificios del Renacimiento y el Barroco, presente en la mayoría de las iglesias. Un ejemplo cabal es Sant’Andrea del Valle, famosa por haber sido el escenario del primer acto de la ópera Tosca de Puccini.

El paseo por la ciudad  te llevará inesvitablemente hacia el Coliseo y el Panteón: el Coliseo, construido en el año 72 D.C. fue el mayor anfiteatro de Roma, donde las luchas entre gladiadores se presentaban como espectáculos y el Panteón, del siglo II, es uno de los monumentos romanos mejor conservados.

roma-coliseo

Otra visita imperdible es al barrio de Trastevere, que brinda como curiosidad los incontables talleres de artesanos del vidrio. Es también un polo nocturno. Desde el atardecer, cuando los bares y restaurantes encienden sus luces, las calles centran las discotecas y los pubs, en los que se puede beber y escuchar música hasta altas horas de la madrugada.

Durante el día, las trattorias son las protagonistas. La más célebre es: La Parolaccia (la palabrota), conocida no sólo por sus exquisitos platos, sino también por los camareros, que hacen gala de un particular sentido del humor. También debes darte una vuelta por la bonita Via Condotti, la”Calle de la Moda”, situada en el corazón de Roma, frente a la escalinata de la Piazza si Spagna, donde conviven las vidrierias de Prada, Dior, Yves Saint Laurent, Gucci y Valentino.

4 Comentarios

Comments are closed.