-

Almorzando en un árbol en Japón

arbol1

Muchos de nosotros siempre soñamos cuando éramos niños con tener una casita en un árbol, y en nuestro próximo viaje nos dirigimos hacia un sitio que seguramente nos traerá enormes recuerdos.

Se trata de un bello restaurante y además muy particular, ya que se encuentra sobre un árbol, en la prefectura japonesa de Okinawa, con el objetivo de salir de los tradicionales establecimientos.

Todos los curiosos que desean visitar este lugar, se deben dirigir hacia el norte del aeropuerto de Okinawa, sobre la autopista número 58 y podrán ver a seis metros de altura la construcción sobre un gigantesco árbol Gajumaru.

arbol2

Desde la cima es posible apreciar hermosas vistas hacia el océano aparte de poder degustar unos deliciosos platos de comida japonesa, tailandesa, coreana o india y disfrutar una experiencia única.

Una opción muy interesante sacada de las fantasías e ideal para las vacaciones que sin duda obtendrá cada vez más concurrencia de un público ansioso por volver a ser pequeños.

Vía Diario del Viajero

Lo último...

La nueva forma de viajar de los españoles: escapadas con actividades privadas

Este año, los españoles han tenido que cambiar su forma de organizar sus viajes, apostando por destinos cerca de casa con el objetivo de...

6 destinos pensados para relajarse y desconectar

La alarma sanitaria provocada por la Covid-19 ha afectado al modo de viajar de las personas. Un alto porcentaje ha dejado de hacerlo por...

5 destinos románticos españoles para una escapada en otoño

Otoños es, para muchas personas, la mejor época del año para viajar. Es cuando la temperatura se vuelve más suave, lo que te permite...

Los españoles apuestas por el turismo nacional

La crisis causada por el Covid ha afectado a muchos sectores, siendo el turismo uno de los más afectados. Este verano, la gente ha...

Los mejores lagos que nos podemos encontrar en cada Comunidad Autónoma

España es conocida por sus playas, pero nuestro país esconde muchos otros paisajes de gran belleza y que siempre quedan escondidos en un segundo...