Museo de la Prostitución

La prostitución es tan antigua como la humanidad misma, y aunque en décadas del siglo pasado quienes la practicaban fueron perseguidas en buena parte del mundo, existen también sitios más liberales en los que se da una oportunidad a esta práctica sexual. El caso es que en Holanda, más precisamente en su capital Ámsterdam, se ha anunciado que pronto comenzará a funcionar el considerado, primer Museo de la Prostitución del mundo.

El caso es que ya existe actualmente un complejo denominado de la misma forma, y se trata ni más ni menos que del espacio en el que en la propia ciudad de Ámsterdam trabajan 900 prostitutas en 276 vidrieras. Ahora, claro, la idea es poder darle una vuelta de tuerca al asunto, mostrando a todos los turistas e interesados, una “visión completa del mercado sexual sin romanticismos añadidos”.

Ilonka Stakelborough, creadora de la “Fundación Geisha”, es la encargada de llevar adelante el mencionado proyecto, y como para dejar en claro que las denuncias al respecto del trabajo forzado por los proxenetas y la trata de personas se las toma muy en serio, ella misma ha apoyado las causas que llevan adelante jueces locales.

Sin embargo, la mujer destaca en más de una ocasión ante los propios medios que el Museo de la Prostitución nada tiene que ver con ello, sino que en el mismo se encuentran mujeres que han decidido libremente vivir de esa forma, y que aunque allí las podemos encontrar de todos los orígenes posibles, la mayoría de ellas llegan desde los Balcanes para exhibirse en la capital holandesa.

“El museo quiere contribuir a la normalización del oficio, cuya legalización en 2000 en Holanda ha tenido efectos no deseados”, ha señalado al respecto la misma Stakelborough. En cualquier caso, si te interesa la visita debes saber que el costo de la entrada es de 7.50 euros, y allí podrás recorrer una antigua casona de los años ´50, como muchos de los escaparates del Barrio Rojo de Ámsterdam.