Ya te hemos contado sobre lo interesante que es visitar Alemania para conocer sus ciudades. Ciudades históricas y de gran relevancia de las que hoy te contaremos,  Aquisgrán  en el distrito gubernamental de Colonia en Renania del Norte-Westfalia. Es una hermosa ciudad fronteriza entre Bélgica y los Países Bajos, cuya historia se remonta a la antiguedad,  y desde entonces ha disfrutado de una bien merecida fama por sus magnificos baños termales, nada menos que treinta, y que disfrutan de la temperatura más elevada en Centroeuropa.

En esta bonia ciudad alemana se encuentran vestigios de la época romana a la que antecedió la presencia de los celtas. Aquisgrán cobró relevancia en la Edad Media cuando  el Emperador Carlomagno la convirtió en su ciudad, Aquisgrán en Alemania, era el centro cultural cristiano de mayor importancia y en donde se levantaron hermosos monumentos que aunque hoy ya no existen, como el Palacio de Carlomagno y la Capilla Palatina, constituían importantes lugares de una ciudad maravillosa en la época.

Sucedieron a la época gloriosa de Carlomagno, ocupaciones sucesivas de Aquisgrán en Alemania, como fueron la ocupación de Francia y luego Prusia para ser prácticamente asolada durante la Segunda Guerra Mundial. Con el tiempo Aquisgrán se convertiría en lo que es hoy, una importante ciudad de Renania. Y por eso mismo un importante destino turístico en Alemania en donde visitar  las ruinas de lo que fuera el  palacio de Carlomagno, del que se conserva una torre y parte de los cimientos.

aquisgrán en alemania

Y la bella Catedral de Aquisgrán, sobre la que fue la  octogonal Capilla Palatina del siglo IX, mandada a erigir  por orden de Carlomagno. En la misma se puede admirar el trono de Carlomagno, no son sin embargo, todo lo que hay que ver en Aquisgrán que también es una encantadora ciudad con una vida cultural muy activa y un lugar perfecto para disfrutar de la gastronomía alemana, ya que Aquisgrán legó al mundo precisamente un plato reconocido mundialmente, el sandwich.

Imagen: Wikipedia