El balneario del Hotel Guellért en Budapest es un lujo accesible para la mayoría de los turistas del mundo. Por tan sólo 10€ podrás disfrutar de sus famosas aguas.

Los romanos fueron los primeros en recurrir a estas aguas debido a sus beneficios medicinales, ideales para tratar lesiones musculares y sobre estas mismas aguas se levantó este hotel de estilo modernista en el siglo XVIII. Budapest cuenta con muchas aguas termales, pero ninguna tan famosa como la del hotel Guellért.

Se trata de un lugar obligado para ver si visitas esta impresionante ciudad.