Belice es uno de los destinos turísticos de mayor belleza en el Caribeentre la zona norte de Centroamérica y el sur de México se encuentra este bonito país, excolonia británica que disfruta además de una rica historia, monumentos y yacimientos arqueológicos de ser uno de los países de diversidad cultural y racial más variada del mundo.

A Belice también se le conoció en el pasado como  Honduras Británica, debido a su calidad de colonia británica y a su cercana con el país centroaméricano de Honduras. Su capital Belmopán es una ciudad activa y bulliciosa donde viven personas de distintas etnias y extranjeros oriundos de muchos otros países.

Uno de los grandes atractivos de Belice son precisamente, el clima y playas de Belice. Un clima cálido y húmedo de carácter tropical, que en la costa suele estar entre los  24 °C y 27 °C.  Aunque hacia el interior del país y las regiones de montaña el clima varía. El verano es una ocasión propicia para visitar Belice porque se puede disfrutar de sus famosas playas de arena fina y aguas cristalinas.

cayos belice

De fama mundial son sus Cayos de Belice en algunos de los cuales se pueden admirar arrecifes de coral. Además en Belice, existe una importante cantidad de yacimientos arqueológicos que nos hablan de su historia común con el resto del istmo centroaméricano y que se pueden  visitar fácilmente desde la ciudad de Belmopán.

La rica gastronomía de Belice está influencia por las etnias que lo han ocupado ancestralmente, y es una deliciosa mezcla de las mismas con platos que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo, como su rica sopa de caracol marino y el arroz blanco en leche de coco. Pero además en Belice se puede disfrutar de la música y la cultura garifuna, descendientes de africanos y caribes nativos, una deliciosa muestra de una cultura única en el mundo.

A Belice se llega fácilmente desde otros puntos de América Latina y el mundo, para iniciar unas vacaciones de verano en Belice de verdadero ensueño. Hay que organizarse para disfrutar al máximo hacer surf y submarinismo en sus cayos y playas, dejarse arrullar por el murmullo del mar..

Imagen: Wikipedia