Inglaterra es uno de esos destinos en Europa, que siempre resultan perfectos cuando se quiere cambiar de panorama, porque la campiña como las ciudades,  no se parecen a las del continente. Y visitar Inglaterra obliga a visitar Bristol.  Importante ciudad portuaria en el sudeste de Inglaterra, debe su nombre y su importancia, al puerto del mismo nombre. Recorre la ciudad el río Avon y ha sido de gran importancia,  desde que en su momento fuera ocupada por los normandos, hoy Bristol es una ciudad moderna pero también una ciudad histórica que nos permite disfrutar de la Inglaterra de antaño, un viaje de vacaciones, una escapada veraniega.

Hermosa ciudad,  Bristol tiene una amplia oferta cultural, por lo que la estancia estará llena de actividades, si eres de los que disfrutan los paseos y el adentrarse en las bellas artes. El Bristol Hippodrome es un gran teatro para multitudes, nada menos que 1981 asientos, en donde siempre puedes disfrutar de obras teatrales o de conciertos en vivo.  Pero en la ciudad abundan los teatros y los locales con música, espectáculos de variedades, como el Victoria Rooms o el Trinity Center,  entre otros.

Si quieres conocer la historia de Bristol pues sus museos son perfectos para ello, no te pierdas del Bristol City Museum and Art Gallery o el Museum of Bristol. Hay una gran oferta hotelera en Bristol, después de todo es una ciudad importante en cuanto a las artes y a la aeronáutica por su industria y por su puerto, así que se encuentran fácilmente hoteles al alcance de todo presupuesto. Y claro reserva tiempo para disfrutar el Puente Colgante de Clifton  o bien de sus edificios de antaño que rememoran su largo pasado como sus catedrales e iglesias. Además ciudad turística, Bristol ofrece la oportunidad de conocerla en globo, de viajar a ciudades cercanas en coche, o en autobús.

bristol

Quizá deberías conocerla en ferry, que cada día y en varios turnos te llevará a recorrer las afueras de Bristol desde el puerto, pero también y sino temes a las alturas prueba a conocer Bristol en los paseos en globo de aire. La noche en Bristol suele ser animada y llena de atractivos, disfruta la gastronomía de la ciudad en sus restaurantes. Los bares suelen ser el lugar perfecto para charlar y pasar el rato.  No abandones Bristol sin disfrutar su rico asado y piensa que después de todo siempre puedes volver,  porque Bristol necesita más que una visita,  de tan atractiva que es.

Imagen: Catedral de Bristol