Al visitar las ciudades de Europa, tan llenas de historia y con tan importante legado monumental que evoca la larga historia europea, hay que reconocer que Europa se constituye el mejor destino del mundo para conocer cultura e historia. El viejo mundo, resulta una experiencia total aún para los que no se decantan especialmente por la experiencia de exploración cultural y artística. Es difícil elegir entre tantas hermosas ciudades, pero hoy nos inclinamos por Berna la capital de Suiza. Y de ella su hermosa  Catedral de Berna la  Berner Münster en alemán, es el edificio religioso más alto de Suiza con una torre de 100,6 metros. Su hermosa apariencia evoca el más puro estilo gótico en el que se encuentra construida, su construcción llevó mucho tiempo habiendo empezado en 1421 y terminándose la fin en 1893 fue dedicada a  San Vicente de Zaragoza, mártir del siglo IV.

Como hemos dicho la construcción de la Catedral de Berna Suiza llevó casi 400 años de laborioso trabajo  de los obreros que se colocaron a la tarea, y algunos la hicieron de generación en generación, en la zona existía anteriormente la iglesia original de la villa. Colaboraron para la realización de tan vital construcción el Cantón de Berna y la Orden Teutónica, a diferencia de otras grandes catedrales europeas, en ésta no intervino la Iglesia sino los gremios de Berna y las familias opulentas del país que vieron  como un reto hacerse de la más bonita de las catedrales.

Aún contando con recursos ilimitados, el modelo seguido para la Catedral de Berna Suiza, no fue del todo original ya que la misma está inspirada en la Catedral de Ulm, en la Catedral de Nuestra Señora de Friburgo en Alemania y en la Catedral de San Nicolás de Friburgo en Suiza, ya que el maestro contratado de nombre Ensinger utilizó aquellas para conformar tres fachadas de esta catedral y posteriormente el escultor  Erhart Küng realizó la portada y las decoraciones de la sala principal.

catedral de berna

La tardanza en la construcción se debió a problemas políticos que detuvieron el trabajo y también en la mala forma en que iniciaron los trabajos ya que mientras la Catedral seguía elevándose, los cimientos empezaron a dar problemas por lo que hubo que retomar la base y empezar de nuevo. 400 años son muchos pero ante la vista de su hermosa apariencia…bien valieron para darle a Berna la más bonita de las Catedrales.

Imagen: Wikipedia