Argel capital de Argelia es una hermosa ciudad a la que algunos bautizaron como “la ciudad blanca” debido a sus edificios blancos que identifican este paisaje especial de Africa. Y Argel aunque es moderna como tantos destinos turísticos en el mundo, es ciudad entrañable, ciudad monumental, cuyo casco histórico está catalogado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Es una hermosa ciudad con edificios estilo francés, todos blancos, y con un casco histórico con calles laberinticas que nos transportan en el tiempo…y mucho tiempo ha visto ya Argel.

Para visitar la ciudad de Argel en Argelia se llega desde otros puntos de Africa y otros continentes a su aeropuerto internacional, ya en la ciudad se puede hacer uso de su tranvía, tren, taxi y coche para recorrer la misma.  El origen de Argel está rodeado por la leyenda, se dice que el mismo Hercúles fundó la ciudad. Se sabe que la misma fue un puerto fenicio que luego fue importante enclave romano en Africa. El clima es tórrido y hay algunos vientos del desierto, pocas lluvias en invierno.

Argel está dividida en distritos, lo que hace más fácil recorrerla y conocer su legado monumental. Al-Djazaïr Al Mahroussa  es el principal distrito de Argel,  fundado sobre las ruinas de un antiguo Icosium, se alza sobre  una colina que se adentra al mar divido en dos: la Alta ciudad y la Baja. Se admiran fácilmente en la ciudad, las tres grandes mezquitas de la ciudad de Argel:  la mezquita Kechaua de 1794, la mezquita de Djemmá el Djedid de 1660 y la de Djemmá el Kebir, de finales del siglo XI mismas que se encuentran rodeadas por calles antiguas en estilo de  calles-laberinto.

Bab El Ouedes el distrito más apreciado de Argel donde podemos conocer los tres relojes  y  su mercado Tríada, también hay que ver Kouba un pueblecito muy autóctono que a todos encantará, como también la intensa actividad cultural de la ciudad y sus tradiciones religiosas así como la rica gastronomía.

Imagen: Argel