Clunia es una antigua ciudad romana ubicada en Alto de Castro, a más de 1000 metros sobre el nivel del mar. Es una de las localidades más visitadas por el turismo arqueológico en la provincia de Burgos, España. Se trata de uno de los grandes destinos del circuito de ciudades romanas al norte de Hispania, en tiempos que la presencia del imperio romano era casi total en Europa.

Hoy Clunia es un destino mágico para amantes de las ruinas antiguas. Durante el siglo III se empezó a producir la despoblación que poco a poco terminó con el abandono definitivo de la urbe. Las principales razones para el abandono de la ciudad están relacionadas con la caída del imperio romano de Occidente que dejó de proteger sus territorios y empezó a desmoronarse por los ataques de tribus bárbaras.

Fuente:  Wikimedia
Fuente: Wikimedia

Los musulmanes y los bárbaros

Luego de la presencia visigoda, Clunia pasó a manos de los guerreros invasores musulmanes. Hacia el año 912 los cristianos repoblaron el lugar donde hoy se encuentra Coruña del Conde. Hoy la arquitectura civil es uno de los grandes atractivos de la región. Se han realizado numerosas excavaciones que han permitido trazar el camino del desarrollo urbanístico de las localidades romanas general.

El centro de estas ciudades, que aún puede percibirse por sus calles hoy ruinosas, acoge el foro de la ciudad donde se discutían decisiones importantes y se llevaba a cabo discusiones entre los principales responsables de la ciudad.

También vale la pena visitar las ruinas antiguas de las termas romanas. Allí aún se conversan a la perfección mosaicos de una gran belleza, aún cuando su diseño es bastante básico en relación a otros que se encuentran en la construcción del foro y otros edificios importantes.

Si estás buscando lugares para conocer ruinas antiguas de la civilización romana, no dejes de visitar Clunia en Burgos, una ciudad que le da un toque diferente al turismo en España.