También conocido como “Monte Líbano”, este macizo montañoso que se encuentra ubicado en el Líbano, concretamente entre la depresión de Trípoli y el río Litani, es uno de los sitios más visitados por los turistas que se acercan a la zona, por la gran cantidad de paisajes naturales que allí se desarrollan, en parte gracias a la existencia de dos ecosistemas totalmente distintos, en territorio, clima, y economía.

Entre los sitios dentro de la cordillera que destacan, podemos mencionar especialmente la cumbre más alta, la del Qurnat as Sawdā’, de 3.088 metros sobre el nivel del mar, y que sobresale bastante por las que la secundan, y que sólo alcanzan, en el mejor de los casos, los 2.700 metros sobre el nivel del mar. Lo más curioso del caso es que la altura de estas montañas evita que todas las lluvias que se presentan en el sur avancen a la zona oeste, tradicionalmente árida.

Además la importante cantidad de gargantas, formadas gracias a la filtración de las aguas y la erosión intensa por la tierra caliza que allí existe, ha derivado en que muchas comunidades locales se refugiaran allí con el paso del tiempo, sobre todo las minorías musulmanas, y determinando también que se trate de un clásico centro de acción en cuanto a los conflictos bélicos surgidos contra los libaneses en las últimas décadas.

Hay que destacar en este sentido, que si bien la mayor parte de las personas que vivían en las inmediaciones de este sitio se han trasladado en los últimos tiempos a sitios como Sidón, Yūniya, Beirut y Trípoli, algunas aún se mantienen en el lugar y siguen recibiendo turistas con la misma alegría que lo hacían en el pasado, destacando sitios de establecimiento como Zahla y Baalbek.

Es muy común además que las personas que ofrecen servicios a los turistas, en sus tiempos libres, se dediquen al pastoreo, la sericicultura, el cultivo de la vid y el olivo, así como las hortalizas y árboles frutales; y entre todos los elementos atractivos para los visitantes, podemos recomendar especialmente el turismo de invierno, gracias a la enorme cantidad de centros de esquí que han abierto en la zona.