- patrocinador -

Córdoba es una de las ciudades imprescindibles en una visita por Andalucía o para una escapada perfecta para todos los que no han tenido la suerte de nacer en esta tierra de encanto y tradición

Hay pocos lugares que puedan representar de forma tan fidedigna el carácter andaluz en sus calles, en una popular arquitectura monumental, en la alegría de sus gentes y en el sabor de su exquisita gastronomía. Los encantos cordobeses se pueden disfrutar tanto en invierno como en verano, en primavera u otoño, pues cada época tiene un encanto especial en un lugar siempre mágico.

Córdoba enamora a primera vista

Es una ciudad capaz de enamorar al viajero a primera vista, y no hay nada mejor para comenzar a tomar contacto y cogerle el pulso que con un buen Free Tour. Estos recorridos guiados y gratuitos permiten descubrir en sus calles su más de 2000 años de historia, de forma amena y divertida.

Cada año, Córdoba recibe alrededor de un millón de visitas y no es de extrañar, pues la Unesco la ha premiado con 3 distintivos de Patrimonio Mundial. El primero de ellos se lo concedió a la famosa Mezquita Catedral, posteriormente al conjunto de su centro histórico y, por último, se le ha concedido a la Fiesta de los Patios. Es, por tanto, la ciudad que más títulos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco tiene del mundo.

6 cosas imprescindibles que ver en Córdoba

Sólo con la visita y disfrute de los 3 bienes culturales declarados Patrimonio Mundial por la Unesco, la visita a Córdoba ya está más que justificada, cautivando a cada turista. Pero esta ciudad aún tiene mucho más que ofrecer, a continuación, en este mismo artículo, se van a presentar otros seis planes que nadie debe perderse en su visita por Córdoba.

Palacio de Viana

El Palacio de Viana fue la residencia de familias nobles hasta finales del siglo XX, pero aun así tiene un sabor popular, siendo uno de sus mayores atractivos los doce patios y el jardín. Debido a la hermosura de estos espacios se le conoce popularmente como el Museo de los Patios. Todo el conjunto queda perfectamente integrado, tanto la vivienda como sus patios y dotan al palacio de gran armonía arquitectónica. Además de la belleza de sus patios, destacan sus pinturas, sus azulejos, tapices y cueros.

El Alcázar de los Reyes Cristianos

A este magnífico monumento, uno de los más representativos de la ciudad, se llega después de un agradable paseo por el Barrio de la Judería. Es un edificio majestuoso con mosaicos que no dejarán indiferente a nadie, pero lo que, definitivamente, dejará sin aliento será la belleza de sus espectaculares jardines.

Es una experiencia visitarlo de noche, pues los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos, al caer el sol, y con el apoyo de técnicas de iluminación, proyección y sonido, se convierten en todo un espectáculo con efectos sorprendentes.

El Puente Romano

El Puente Romano es visita obligada al pasear por el casco antiguo de Córdoba, lleno de historia, ofrece unas magníficas vistas de la Catedral.

Es impresionante la belleza de este puente peatonal, que permite pasar al otro lado del río Guadalquivir y brinda la oportunidad, si se desea, de admirar y entrar a visitar la Torre de la Calahorra.

La Judería

Perderse por la judería de Córdoba es entrar de lleno en un viaje al pasado, imaginarse en otros tiempos, con calles estrechas retorcidas, casas de vecino, con patios de flores y fachadas encaladas… Se trata del barrio donde se asentó la numerosa comunidad judía entre los siglos X y XV.

Es imprescindible perderse por estas calles para decir que se ha estado en Córdoba, paseando por su casco histórico de calles escondidas en las que se siente el alma de esta ciudad.

Disfrutar de un baño árabe

Y si se habla de viajes en el tiempo, nada como disfrutar de la experiencia relajante de un Hamman o baño árabe. Se trata de una modalidad de baño de vapor que proporciona no solo la limpieza del cuerpo, sino también de la mente, que se sumerge en un estado de relajación absoluta. Hoy en día, y por extensión, se denominan de igual forma a los edificios donde se encuentran las instalaciones que se precisan para disfrutar de estos baños.

Conjunto Arqueológico Madinat Al-Zahra

Una excursión muy interesante es visitar Madinat al-Zahra, también llamada la ciudad brillante, una ciudad islámica de 112 ha. De extensión. Fue mandada construir por Abd al-Rahman III en el año 936 o 940, el primer califa de al-Andalus. Era su residencia personal y la sede del gobierno, pero también albergaba más viviendas que habitaban los dignatarios más importantes.

Esta ciudad está considerada una de las mayores representaciones del arte islámico, tanto por su estructura y disposición urbana, como por las soluciones arquitectónicas empleadas, pasando por la extraordinaria riqueza y variedad de materiales utilizados. Para disfrutar plenamente de esta maravilla, se recomienda hacer una visita guida y así conocer toda sus historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here